TALLER SOCIAL «IMPORTANCIA DEL SECTOR PRIVADO EN SALUD: MEJORAS Y PROPUESTAS»

Gonzalo Simon, Presidente de la Asociación de Isapres de Chile, expuso en el último Taller Social de LyD sobre la “Importancia del sector privado en salud: mejoras y propuestas”. En la oportunidad enfatizó el importante grado de complementariedad público-privada en nuestro sistema de salud. Simon señaló que el sector privado había entregado alrededor de 40% del total de atenciones de salud en Chile en el 2018 (40% de las consultas médicas, 55% de los exámenes de imagenología, 45% de las intervenciones quirúrgicas, y sobre el 80% de los procedimientos de diagnóstico y terapéutico).

Gonzalo Simon destacó los resultados de la encuesta Cadem de noviembre de 2021 en que el 73% de los encuestados cree que la calidad del sistema privado es muy buena o buena y en que la mitad de los adscritos en Fonasa manifestó haber utilizado el sistema privado en los últimos 12 meses. En efecto, a pesar de que ¾ partes de la población están adscritas en Fonasa, se estima que más de 10 millones de personas reciben atención de salud anualmente en el sector privado. Es decir, el aporte del sistema privado de salud es de gran importancia para el país, no solo para los afiliados de Isapres.

Pero para mantener la red de prestadores privados es necesario el financiamiento, y existencia de las Isapres provee sobre el 60% de este financiamiento. La propuesta de la Asociación de Isapres para mejorar el sistema se basa en cinco elementos centrales:

  • Plan de Salud Universal (PSU) que debe garantizar un estándar de calidad y prestaciones uniformes para todos. Podría ser ofrecido por una entidad pública o por las isapres, pudiendo las personas elegir libremente dónde adscribirse. Cabe destacar que según la encuesta Cadem, la gran mayoría de las personas (85%) está de acuerdo con que todos puedan elegir libremente entre pertenecer al sistema público o privado;
  • Creación de INETESA, entidad técnica independiente que determinará el contenido del PSU;
  • Fiscalización del cumplimiento del PSU a través del fortaleciendo de la Superintendencia de Salud;
  • Fin a las preexistencias, para lo cual se requiere crear un Fondo de Compensación por Riesgo (FCR) de todo el sistema de salud, tanto público como privado. Este FCR asignará sus recursos a cada institución -pública o privada- de acuerdo con los riesgos vigentes en cada institución según edad, sexo y carga de enfermedad de las personas adscritas;
  • Nueva institucionalidad para las licencias médicas.

 

VER PRESENTACIÓN