MONITOR DE LA REACTIVACIÓN LYD: BRECHA DE EMPLEO DISMINUYE LEVEMENTE

  • Con los datos del trimestre junio-agosto 2021 y tomando como base el tercer trimestre de 2019, se observa que aún persiste una brecha importante en el nivel de empleo en todas las regiones del país. Sin embargo, ésta disminuye con respecto a los datos del trimestre anterior, con un registro de 7,07%.
  • Respecto a la medición anterior, la brecha de empleo disminuye en 12 regiones y aumenta en 4.
  • Según la metodología aplicada, 1 región se encuentra en “Situación grave” (color rojo), 4 en “Situación Intensiva” (naranjo), 11 en “Situación Intermedia” (color amarillo) y ninguna “De Alta” (verde).
  • En materia de empleo por cuenta propia, la brecha se ubica en 4,84% y en empleo asalariado disminuye levemente de 5,43% a 4,79%.

 

Con el objetivo de seguir el pulso mensual de la evolución del mercado laboral a nivel regional, Libertad y Desarrollo elabora desde junio un indicador que busca cuantificar la evolución de la brecha existente en empleo, así como de manera segmentada la del empleo asalariado del sector privado y la del empleo independiente por cuenta propia.

Para ello se tomó como base el tercer trimestre del año 2019 (julio-septiembre), donde la economía transitaba por condiciones de mayor normalidad, sin los efectos adversos de la violencia ni las consecuencias de la pandemia por Covid-19.

METODOLOGÍA

- Se tomó como base el trimestre móvil julio-septiembre de 2019.

- A partir de los datos publicados mensualmente por el INE de la encuesta nacional de empleo (ENE), se analizó la brecha entre la línea base (base 100 = Tercer trimestre 2019) y la situación laboral posterior.  Ello, tanto para el total de ocupados, como en lo relativo al empleo asalariado privado y al empleo por cuenta propia.

- Para poder hacer comparaciones entre distintos trimestres se trabajó con datos de empleo desestacionalizados, utilizando para ello la misma metodología que emplea el INE[i].

- Finalmente, se determinaron intervalos mediante la construcción de percentiles[ii], en base a una muestra de 240 observaciones de brechas entre la línea base y el trimestre octubre-diciembre 2020, que permiten clasificar las brechas a partir de las siguientes categorías:

Situación Grave: la brecha de empleo supera el 18% (rojo).

Situación Intensiva: la brecha de empleo es entre 17% y 11% (naranjo).

Situación Intermedia: la brecha de empleo es entre 10% y 2% (amarillo).

De alta: el empleo actual es superior al observado en el período base (verde).

En el trimestre junio-agosto de 2021 la brecha de empleo a nivel nacional disminuye levemente con respecto a los datos del trimestre anterior, con un registro de 7,07% (7,48% en abril-junio).

Así, aún persiste una brecha importante en el nivel de empleo de todas las regiones del país, lo que se traduce en que todavía no se ha recuperado el empleo a niveles similares a los del tercer trimestre del 2019. No obstante, las regiones muestran una evolución bastante heterogénea en materia de recuperación de empleo.

De esta manera, en 12 regiones del país disminuye la brecha en empleo, en tanto que en 4 dicha brecha aumenta. En resumen, hay 1 región que se encuentra en color rojo (Situación Grave), 4 en color naranjo (Situación Intensiva), 11 en color amarillo (Situación Intermedia) y ninguna en verde (De alta).

 

En cuanto al empleo asalariado privado la brecha disminuye levemente con respecto al trimestre anterior, pasando de 5,43% a 4,79%.

Es posible indicar que en 11 regiones del país se observan brechas con respecto a la línea base. En Tarapacá, Antofagasta, Aysén, Magallanes y la Región Metropolitana hay una situación mejor a la de la línea base, al igual que en la medición anterior. De esta forma, hubo una disminución de la brecha en empleo asalariado privado en 11 regiones y un aumento en 1, mientras que las 4 restantes se encontraban en situación De Alta en ambos períodos.

En resumen, se observa 1 región en color rojo (Grave), 6 en color naranjo (Intensiva), 4 en color amarillo (Intermedia) y 5 en color verde (De alta).

Finalmente, al analizar la situación del empleo por cuenta propia, se tiene que la brecha disminuye de 5,42% a 4,84%.

Las regiones Metropolitana, Ñuble y Biobío presentan una situación de alta (color verde), mientras que el resto de las regiones se encuentran en situación de cuidado. Al comparar los datos de la última medición con los del trimestre junio-agosto 2021 se puede ver que en 8 regiones la brecha disminuyó y en 5 aumentó.

Cabe hacer presente que resulta deseable que el proceso de reactivación económica implique una recuperación de puestos de trabajo más dinámica impulsada por una mayor creación de empleo asalariado privado que por cuenta propia.

En resumen, se observan 5 regiones en color rojo (Grave), 1 en color naranjo (Intensiva), 7 en color amarillo (Intermedia) y 3 en color verde (De alta).

 

En términos del mercado laboral, a pesar de la recuperación que se ha observado en la actividad económica, con un IMACEC de 19,1% para agosto, cerca del 7,1% de los empleos que se perdieron en estos últimos 18 meses, aún no se han recuperado. Sin embargo, al analizar los datos del INE, se observa que en los últimos dos trimestres móviles la tendencia del empleo cambió, logrando crear cerca de 109 mil puestos de trabajos en el trimestre junio-agosto en comparación con el trimestre inmediatamente anterior. A pesar de alcanzar cierta recuperación, es altamente probable que una parte importante de personas que perdieron sus fuentes laborales no las recuperen en el corto plazo, ya que en algunos sectores se ha prescindido de mano de obra poco calificada, manteniendo los niveles de productividad.

A nivel regional, a pesar de observarse algunos avances en materia de empleo, aún persisten brechas importantes. En esta misma línea, el cese de las medidas restrictivas producto de la pandemia genera una mejor perspectiva en materia de recuperación de puestos de trabajo.

 

VER INFORME

 

 

RESULTADOS

[i] Se utiliza el ajuste estacional mediante filtro ARIMAX12.

[ii] Los intervalos se construyen mediante la estimación de percentiles, con base a un tamaño muestral de 240 brechas con respecto al período base, de esta manera para la construcción de dichos intervalos se observaron las brechas en el empleo desde la base hacia adelante, esto para que dicha definición sea más robusta.