CHILE RETROCEDE 15 LUGARES EN RANKING DE LIBERTAD ECONÓMICA

  • Hong Kong encabeza el ranking entre 165 países y territorios, seguido por Singapur, Nueva Zelanda, Suiza y Georgia. 
  • Venezuela vuelve a presentar el nivel más bajo de libertad económica a nivel global (Nº 165), seguido por Sudán (Nº 164) y Libia (Nº 163).
  • Chile retrocedió al puesto 29 (Nº 14 en 2020), disminuyendo su puntaje de 7,96 a 7,85.
  • Al igual que en la medición anterior, el peor desempeño del país se da en materia de regulación, con énfasis en lo laboral y en lo relativo a los negocios, alcanzando esta vez el lugar número 97 (Nº 82 en 2020). También incide el aumento que ha experimentado el gasto fiscal sostenidamente en los últimos años.

Chile se situó en el lugar Nº 29 entre 165 países en la edición 2021 del Índice Economic Freedom of the World, dado a conocer por el Fraser Institute de Canadá en asociación con Libertad y Desarrollo para Chile. Esta posición implica que el país retrocedió 15 puestos con respecto al informe de 2020.

Lo anterior refleja una disminución en su puntaje, pasando de 7,96 en 2020 a 7,85 en el presente informe. De esta manera, el país retorna a puntajes similares a los registrados en 2015 y 2016.

En tanto, una vez más Hong Kong encabeza el ranking entre 165 países y territorios, con un puntaje de 8,91, seguido por Singapur, Nueva Zelanda, Suiza y Georgia.

A nivel sudamericano, a pesar de su descenso, el ranking lo sigue liderando Chile. Lo sigue Perú (7,78; Nº 35) y Uruguay (7,36; Nº 72), mientras que los países de peor desempeño son Venezuela (2,83; Nº 165) y Argentina (5,5; Nº 153).

El reporte anual Economic Freedom of the World es considerado una de las mediciones de libertad económica más prestigiosas. Utiliza 42 variables diferentes para crear un ranking basado en políticas que fomentan la libertad económica. Se mide en cinco áreas:

 

–          Tamaño del Gobierno

–          Estructura Legal y Derechos de Propiedad

–          Estabilidad de la Moneda

–          Libertad Para el Comercio Internacional

–          Regulación Crediticia, Laboral y de los Negocios

 

Al analizar en detalle el resultado obtenido por Chile y su retroceso en el ranking se puede observar lo siguiente:

 

  • Tamaño del Gobierno:Chile obtiene 7,83 puntos (Nº 31), empeorando con respecto al último informe, donde se ubicaba en el lugar Nº 19 (8,21 puntos). Dicho retroceso se explica, en parte, por el aumento que ha experimentado el gasto fiscal sostenidamente en los últimos años.
  • Estructura Legal y Seguridad de la Propiedad Privada:en el presente informe Chile retrocede 5 lugares y obtiene 6,62 puntos (Nº 32) contra los 6,73 puntos (Nº 27) del reporte anterior. En este caso, el cambio en el puntaje absoluto es moderado, pero la mejoría en este aspecto por parte de los demás países lleva a Chile a retroceder en términos relativos. A pesar de esto, hay que destacar la preocupación creciente por la dificultad para hacer contratos como los de arriendo de un inmueble, que pueden deteriorar la calificación del país en esta área.
  • Estabilidad de la Moneda:obtiene 9,59 (Nº 27), empeorando frente a los 9,60 puntos (Nº 18) obtenidos el año anterior. En este caso, el cambio absoluto es mínimo, pero al igual que en el atributo anterior, la mejoría de los demás países hace retroceder a Chile en términos relativos. Sin embargo, se espera que la alta inflación de este año tenga un impacto negativo en esta área, lo que se verá reflejado en los próximos reportes.
  • Libertad Para el Comercio Internacional:Chile obtiene 8,16 (Nº 48) sobre los 8,12 puntos (Nº 46) obtenidos hace un año. En este atributo no hay cambios significativos, lamentándose el rechazo existente contra el TPP 11, ya que su aprobación nos hubiera permitido avanzar de manera significativa en este aspecto.
  • Regulación Crediticia, Laboral y de los Negocios:en este indicador es donde Chile logra el mayor retroceso, pasando del lugar Nº 82 (7,12 puntos) al Nº 97 (7,03 puntos), obteniendo el puntaje más bajo, principalmente por la rígida regulación laboral explicada por el costo asociado a la indemnización por despido de trabajadores, así como lo relativo a las normas de contratación y salario mínimo.

Otro subcomponente que mide este atributo es “regulaciones de negocios”, en donde el país disminuyó 11 puntos, lo que se debe principalmente a los requerimientos administrativos que exige hoy en día la excesiva burocracia.

Con todo, es posible observar que el país retrocedió en 4 de los 5 atributos que mide el Índice de Libertad Económica. Lamentablemente, la pandemia ha generado una mayor intervención del Estado, no sólo restringiendo libertad de movimiento de las personas, sino también interviniendo en varios mercados. El mayor riesgo en esta materia es que parte de este intervencionismo perdure en el tiempo.

La evidencia empírica y académica demuestra que las personas que habitan países con altos niveles de libertad económica disfrutan de mayor prosperidad, mayores libertades políticas y civiles, e incluso una mayor expectativa de vida. Los pilares de la libertad económica son la elección individual, el intercambio voluntario, la libertad para competir y la seguridad de la propiedad privada.

En este sentido, el reporte destaca que los países que se ubican en el cuartil superior en el ranking de libertad económica tuvieron un PIB promedio per cápita de US$ 50.619 en 2019, mientras que los países del cuartil inferior tuvieron un PIB promedio per cápita de US$ 5.911 (PPP constante US$ de 2017). Cuestión similar sucede con la pobreza, donde en el cuartil superior un 0,9% de la población experimenta pobreza extrema (ingreso inferior a US$ 1,54 por día) en comparación con el 34,1% en el cuartil más bajo. Finalmente, con respecto a la esperanza de vida, en el caso de los países con mayor libertad ésta es en promedio 81,1 años, en tanto para los países menos libres es de 65,9 años.

Al respecto, Fraser Institute indica en su informe que existe una alta correlación entre la pobreza de un país, su ingreso y el grado de libertad económica alcanzado, por cuanto en los países reprimidos en términos de libertad, se observa mayor pobreza, así como una menor calidad de vida.