LYD REALIZÓ INTERESANTE CONVERSATORIO SOBRE LAS AMENAZAS A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Con las exposiciones de Miguel Henrique Otero, editor de El Nacional de Venezuela, y de Carlos Fernando Chamorro, director de Esta Semana y Confidencial de Nicaragua, LyD realizó el conversatorio “Amenazas a la libertad de expresión: los casos en la prensa de Nicaragua y Venezuela”.
El espacio fue moderado por el periodista y conductor de Radio Pauta, John Müller.
En su intervención, Miguel Henrique Otero se refirió a la hegemonía comunicacional que existe en Venezuela, la cual se ha ido dando por etapas: primero, con la radio y la televisión que con la Ley Resorte convirtió al órgano regulador en uno punitivo, que no renovó la concesión de muchos medios, entre ellos, Radio Caracas. En el caso de la prensa escrita, el control se hizo a través del acceso al papel periódico. De esta forma, desaparecieron diarios independientes, otros emigraron a plataformas web y otros fueron comprados, como el caso de El Universal.
Henrique Otero hizo hincapié en que actualmente el 60% de los venezolanos tiene acceso a sólo un medio de comunicación, que es Canal 8, de propiedad del Estado.
En el caso de El Nacional, medio que dirige, el expositor enumeró las agresiones que han sufrido con el objetivo de desaparecer como medio de comunicación, entre ellas, el desalojo del edificio donde operaban. “Gracias a Dios existe internet y los bloqueos se pueden bypassear con whatsapp y redes sociales”, enfatizó.

PRENSA COMO ENEMIGO

Por su parte, Carlos Fernando Chamorro partió su exposición asegurando que el Estado en Nicaragua definió a la prensa no como un adversario, sino como un enemigo que hay que eliminar. Si bien en un principio, el régimen de Ortega tuvo cierta tolerancia al periodismo crítico, en el momento en que vio amenazado su poder comenzó con una persecución sin tregua, matando periodistas, destruyendo medios de comunicación e imponiendo la censura televisiva. “Las agresiones contra la prensa también lo fueron contra la sociedad nicaragüense en su conjunto”, explicó.
En ese sentido, enfatizó que hace más de una década en Nicaragua no se tiene acceso a fuentes públicas, si no que han sido las independientes las que han permitido a los medios de comunicación dar a conocer, por ejemplo, la gran tragedia humanitaria que se vive a raíz de la pandemia por el Covid-19, en donde los números de muertos suman muchísimos más que los dados a conocer oficialmente por las autoridades de salud. “Hay que buscar los medios para tratar de hacer un periodismo que brinde información confiable, a pesar de la polarización”, aseguró.
Chamorro agregó que la actual maquinaria de represión ha visto facilitado su accionar por la inexistencia del Estado de Derecho. “La escalada represiva ha ido en aumento, hay muchos presos que son políticos, líderes empresariales, estudiantiles… primero el régimen descabezó la competencia política y ahora va contra las redes de las organizaciones cívico-políticas de resistencia”.
Por último, hizo un llamado a recalcar el papel de la prensa en dar a conocer y cubrir la crisis que existe en su país, dada la tendencia a normalizar la violencia.
El moderador del conversatorio, el periodista y conductor de Radio Pauta, John Müller, finalizó el encuentro destacando la importancia de la libertad como condición para la prosperidad de los países.

VER VIDEO