BETTINA HORST EN DF: “HAY QUE OBJETIVIZAR QUÉ ES LO QUE NOS PROPONEMOS EN PENSIONES”

 

 

- ¿Qué valora de los anuncios de la autoridad?

- Es positivo que, en la medida que haya una mayor disponibilidad presupuestaria, se alleguen mayores recursos al Pilar Solidario. Es la principal diferencia a la discusión que teníamos hace un año. Para mejorar las pensiones hoy la discusión es básicamente cuántos recursos fiscales adicionales se pueden aportar, no hay otra fórmula mágica. No se conocen las cifras y hay que ver su sostenibilidad y que sea financiado con impuestos generales.

- ¿Qué aspectos le preocupan?

- Los lunares que le sigo viendo a este proyecto son que, lamentablemente, no se le entrega la opción al afiliado de poder elegir quién le administra su 3% adicional de la cotización que se va a sus cuentas personales. Podría ser administrado por sus actuales administradora de fondos de pensiones, porque en la medida que éstas se hagan cargo, se ahorran los costos que cobrará el día de mañana un segundo administrador. Otro aspecto negativo es que la otra mitad del aumento de la cotización no vaya a destinarse a las cuentas de ahorro personales, si no que se constituye como un impuesto al trabajo, pues lo que se recauda a través de ese 3% adicional no queda para el propio trabajador, sino que va para los informales, independientes o no trabajan. Eso debería ser financiado con impuestos generales.

- ¿Qué falta?

- Hay que objetivizar qué es lo que nos proponemos como país en materia de pensiones. Durante muchos años se viene repitiendo que son miserables e insuficientes, pero la pregunta es qué no es miserable y qué es suficiente, porque hablamos de pensiones para quienes cotizaron un año y los que lo hicieron por 30 o 40 años. Quienes han cotizado entre 25 y 30 años presentan tasas de reemplazo importantes en relación a sus ingresos. Me parece bien poner que después de 30 años de cotización se tenga, al menos, una pensión como el ingreso mínimo.

 

Entrevista a la Directora de Políticas Públicas de LyD, Bettina Horst, en Diario Financiero.-