SE MODERA LA CAÍDA DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA EN JULIO

El Banco Central de Chile dio a conocer el IMACEC de julio 2020 que registró una contracción de 10,7% en comparación con igual mes del año anterior. Este resultado es levemente mejor a lo proyectado por el mercado.

La serie desestacionalizada, por su parte, creció 1,7% con respecto al mes previo y disminuyó 12,9% en doce meses. Lo anterior, tomando en cuenta que el mes registró la misma cantidad de días que julio de 2019.

En detalle, mirando los indicadores sectoriales que publica el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) se registraron efectos similares en julio.

Por un lado, en julio el Índice de Producción Manufacturera (IPMAN) cayó 7,2% en términos anuales (-8,4% el mes anterior). El Índice de Producción de Electricidad, Gas y Agua potable (IPEGA) cayó 4,7% (-0,8% en junio). En tanto, el Índice de Producción Industrial (IPI) registró una caída de 3,3% (-2,7% el mes anterior). La producción minera, por último, tuvo un incremento de 1,2% (2,9% en junio).

En cuanto al sector comercio, el INE publicó el Índice de Actividad del Comercio (IAC) que exhibió una caída de 11,2%, mientras que en el comercio al por menor se registró en julio una variación en 12 meses de -17,4% (-24,2% el mes previo). En la actividad del comercio al por menor menor de bienes durables se observa en términos anuales una caída de 23,2% (-32,6% el mes anterior). El comercio de los bienes no durables, en tanto, registró una caída de 15,6% (-21,7% el mes anterior).

De acuerdo a la Cámara Nacional de Comercio, las cifras de comercio minorista registraron en julio una abrupta caída respecto al mes previo, esta vez de 43,6% (anual).

Si desagregamos el IMACEC entre minero y no minero, se tiene que el primero creció un 1,4%, cifra inferior a la del mes pasado. El IMACEC no minero, en tanto, cayó un 12,0%. Corrigiendo por estacionalidad y días hábiles, el IMACEC minero aumentó 0,9%, en tanto el no minero lo hizo en 1,8% con respecto al mes anterior.

De esta manera, el sector minero contribuyó en 0,1% al IMACEC de julio 2020, mientras que la actividad no minera contribuyó negativamente en -10,8%, explicado por el mal desempeño en servicios, construcción y en menor medida por el comercio y la industria manufacturera. En el caso de los servicios, destacaron las caídas de transporte, restaurantes y hoteles y servicios empresariales.

La menor contracción de la actividad económica en julio obedece a las medidas de transición adoptadas por la autoridad sanitaria, producto de la mejora en los índices de contagios de Covid-19. En línea con lo anterior, se espera que en agosto, dada la paulatina reapertura de la economía, la actividad económica muestre mayores signos de recuperación.

"Por último, al igual que en meses anteriores, se debe mencionar que esta crisis implica un desafío adicional en términos de la recolección de información que minimice el impacto sobre las estadísticas en las cuentas nacionales, por lo que el Banco Central ha señalado que las cifras entregadas podrían estar sujetas a mayores revisiones con posterioridad", dice Felipe Berger, Economista de LyD.