Otro retiro de los fondos ahorrados para pensiones

En estos días se está discutiendo una nueva reforma constitucional para permitir un segundo retiro de fondos desde los fondos ahorrados para el pago de pensiones.  Ello a solo 8 semanas que se iniciara el retiro aprobado a fines de julio.  Esta propuesta ha venido ganando adeptos ya que, según ellos, los efectos negativos que se esperaban que iban a desencadenar el primer retiro de fondos no fueron tales e incluso tuvo un efecto positivo en la economía al amortiguar la contracción de nuestra economía a partir de la estimulación de un mayor consumo.

Este análisis simplista, pareciera más bien obedecer a la necesidad de acomodar el discurso público a una medida tremendamente popular entre la ciudadanía.  Pero no se hace cargo del tema de fondo, que es el efecto que el retiro de los fondos ahorrados tiene sobre las pensiones que se obtendrán en un futuro. 

De acuerdo al último informe de la Superintendencia de Pensiones respecto del retiro de fondos aprobado a fines de julio, casi 9.400.000 de afiliados solicitaron retirar fondos. Ello corresponde al 85% el total de afiliados al sistema al 30 de junio pasado.  Si bien aún no ha terminado el plazo para solicitar el retiro aprobado en julio pasado, ya se observa que el 17% de los afiliados han retirado el saldo total de su cuenta. Como consecuencia de la aprobación del retiro de fondos de julio pasado, potencialmente el 25% de los afiliados podrían eventual retirar el 100% de sus fondos quedándose sin ahorro hoy para su jubilación. Si se permite un segundo retiro bajo condiciones similares al primero, potencialmente un 35% de afiliados al sistema pudieran retirar el 100% de lo ahorrado quedándose sin fondos ahorrados.  De acuerdo a estimaciones preliminares un segundo retiro de fondos pudiera implicar una caída en los ahorros acumulados en el sistema del orden de los US$16.000 millones, lo que sumado al máximo potencial estimado para el retiro ya aprobado, se traduciría en una caída del total de fondos acumulados del orden de los US$35.000 millones. Aproximadamente el 20% del total de fondos acumulados a mediados de este año.

Resulta curioso que aún algunos sostengan que ello no tendrá efectos sobre las futuras pensiones.  Solo ver los efectos de hoy, y desconocer el efecto que tendrá sobre el nivel de pensiones futuras, es desconocer el motivo principal por el cual es necesario tener un sistema de pensiones.