EN AGOSTO SE INCREMENTA LEVEMENTE EL COSTO DE LA VIDA

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) para el mes de agosto 2020, el cual registró una variación mensual de 0,1%, en línea con las expectativas del mercado. En términos anuales, la inflación total alcanzó una variación de 2,4% respecto de la base referencial del índice.

Nueve de las doce divisiones registraron variaciones mensuales positivas: Vestuario y Calzado (2,3%), Bebidas Alcohólicas, Tabaco (0,6), Vivienda y Servicios Básicos, Equipamiento y Mantención del Hogar, Recreación y Cultura y Educación (todas 0,3%), Alimentos y bebidas no alcohólicas y Bienes y Servicios Diversos (0,2%) y finalmente, Comunicaciones (0,1%). Presentaron variación negativa Salud (-0,1%), Restaurantes y Hoteles (-0,2%) y Transporte (-0,9%).

Por producto, destacó el alza mensual del Arriendo (0,6%), Carne de Pollo (2,8%), Tomate (6,6%)
y Cerveza (1,5%). Las bajas estuvieron dadas por la Gasolina (-2,8%) y Servicio de Transporte en bus interurbano (-7,2%). En el caso de la Gasolina, la caída se explica nuevamente por la disminución que se ha observado en la demanda mundial por petróleo producto de la pandemia. En el transporte de bus interurbano, se observa una caída en la demanda, también como consecuencia de las medidas sanitarias producto de la pandemia.

Por su parte, el índice de precios de los transables aumentó 0,2% en agosto, acumulando una variación anual de 3,3%, mientras que el de los no transables registró variación mensual de 0,0%, alcanzando en 12 meses un 1,5%. Finalmente, se observa que el IPC sin alimentos ni energía (IPCSAE) registró un aumento de 0,2% en agosto, alcanzando una variación anual de 1,9%.

Se espera que producto de la variación experimentada durante el mes de agosto en el índice de Precios al Consumidor, la Unidad de Fomento suba su valor en $28,7 durante el siguiente mes, con el efecto negativo en el bolsillo de los chilenos producto del aumento que se observará en el gasto financiero, así como de las tarifas que se encuentran indexadas a dicha unidad. Finalmente, al igual que en meses pasados, producto de la pandemia la recolección de algunos precios en la canasta del IPC se ha visto afectada, por lo cual el INE ha debido utilizar la metodología de imputación preestablecida. En general la imputación para el mes de agosto 2020 representa una leve caída con respecto al mes precedente pasando de 27,5% a 26,5% sobre el total de las observaciones, valor que se encuentra dentro del rango promedio de los países de la OCDE.