PARA COMBATIR EL COVID-19, HAY QUE MANTENER LA APERTURA COMERCIAL Y APOYAR LA INNOVACIÓN

Al reunirse hoy los miembros de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra para la Asamblea Mundial de la Salud, una coalición global de 21 centros de pensamiento en la que participa Libertad y Desarrollo, hace un llamado para que los gobiernos se comprometan con la apertura comercial, la colaboración y la innovación en la lucha contra el Covid-19.

La declaración conjunta solicita una serie de medidas para garantizar la oferta de suministros médicos esenciales y apoyar la innovación para futuros tratamientos y curas para el Covid-19.

Los aranceles sobres las importaciones que han impuesto muchos países sobre los suministros médicos y los equipos de protección personal aumentan sus precios y disminuyen su disponibilidad. Deben eliminarse de manera permanente.

Los gobiernos también deben comprometerse a evitar prohibiciones sobre las exportaciones, las cuales están exacerbando la escasez global de suministros médicos esenciales al trastornar las cadenas de producción mundiales. La declaración también señala que debe revisarse el exceso de regulaciones en aduanas con el fin de que los bienes puedan cruzar las fronteras lo más rápido posible.

La innovación es fundamental para encontrar una solución de largo plazo a una enfermedad nueva como el Covid-19. Eso incluye la invención de terapéuticos y vacunas, pero también su producción en masa y su rápida distribución a lo largo y ancho del planeta.

La coalición les solicita a los gobiernos que brinden el apoyo necesario para la innovación facilitando el flujo transfronterizo de información clínica y epidemiológica relacionada al Covid-19.

También deben evitar adelantarse a suspender los derechos de propiedad intelectual sobre cualquier nueva vacuna o tratamiento que surja. El mundo lo que necesita es que más compañías se unan en la búsqueda de nuevos tratamientos y vacunas, no políticas que envíen un mensaje que las disuada. Los derechos de propiedad intelectual son vitales para coordinar el aumento de la producción en masa y la distribución global.

“Estamos preocupados del rumbo que están tomando algunas propuestas de política pública que se basan en recetas fracasadas, de antaño para enfrentar la crisis. Se están proponiendo, desde ciertos sectores, barreras, fijaciones de precios y otras medidas que, de prosperar, profundizarán la crisis y la escasez de equipos médicos, debilitando la innovación y obstaculizando los esfuerzos para derrotar al virus”, dice Natalia González.

La preocupación de estos centros de pensamiento se debe a que muchos países están recurriendo a las fracasadas políticas proteccionistas de antaño para enfrentar la crisis. En algunas naciones, se están erigiendo barreras que están profundizando la escasez de equipos médicos, debilitando la innovación y obstaculizando los esfuerzos para derrotar al virus.

Afortunadamente, hay muchas medidas sencillas que los gobiernos pueden tomar para salvar vidas:

  1. Eliminar aranceles sobre suministros médicos y medicamentos.
  2. Rechazar las prohibiciones sobre las exportaciones de equipos médicos.
  3. Reducir la tramitología en aduanas.
  4. Permitir el libre flujo transfronterizo de información sanitaria.
  5. Mantener la transparencia en la recolección e intercambio de información epidemiológica.
  6. Aumentar la cooperación con otros países para acelerar la aprobación de medicamentos.
  7. Apoyar la innovación, incluyendo los derechos de propiedad intelectual.

Implementar estas medidas nos ayudará a superar el COVID-19 y, si se hacen permanentes, dejarán mejor preparado al planeta para futuras pandemias.

 

LEER DECLARACIÓN