IPC DE ABRIL REGISTRA NULA VARIACIÓN, EN LÍNEA CON EXPECTATIVAS DEL MERCADO

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) para el mes de abril 2020, el cual registró una variación mensual de 0,0%, en línea con las expectativas de mercado. En términos anuales, la inflación total alcanzó una variación de 3,4% respecto de la base referencial del índice.

Seis de las doce divisiones registraron variaciones mensuales negativas: Vestuario y Calzado (-3,2%), Transporte y Bienes y Servicios Diversos (-0,8%), Comunicaciones (-0,7%), Educación (-0,4%) y Restaurantes y Hoteles (-0,2%). Aquellas que presentaron nula variación fueron Equipamiento y Mantención del Hogar, Vivienda y Servicios básicos y Recreación y Cultura. En tanto presentaron variaciones positivas Bebidas Alcohólicas y Tabaco (1,4%), Alimentos y Bebidas no Alcohólicas (1,0%), y Salud (0,4%).

Por producto, destacó el alza mensual del Pan (1,0%), Cerveza (2,5%) y Arriendo (0,8%). Para el caso del Pan, se produce un ajuste en precios producto del alza observada hace bastante tiempo en el precio de la harina, en tanto que, para el caso de la Cerveza, el alza puede explicarse por un mayor consumo producto de la cuarentena en muchos hogares de nuestro país. Las bajas fueron consignadas por la Gasolina (-4,0%), Gasto Financiero (-40,0%) y Zapatillas para Hombre (-16,3%). En el caso de la Gasolina, la caída se explica por la drástica disminución que ha observado la demanda mundial por petróleo, producto de la pandemia, generando que los futuros por WTI presentasen precios negativos como consecuencia del sobrestock de dicho combustible.

Por su parte, el índice de precios de los transables creció 0,1% en abril, acumulando una variación anual de 4,6%, mientras que el de los no transables registró variación mensual de -0,2%, alcanzando una variación a 12 meses de 2,1%. Finalmente, se observa que el IPC sin alimentos ni energía (IPCSAE) registró una variación mensual de -0,1%, alcanzando una variación anual de 2,3%.

La nula variación del IPC en abril del 2020 es, sin duda, una buena noticia, en el sentido que la Unidad de Fomento no presentará variación alguna, lo que se traduce en un alivio al bolsillo de los chilenos por menor gasto financiero. La decisión adoptada esta semana por el Consejo del Banco Central de mantener la Tasa de Política Monetaria en su mínimo técnico, es consistente con la trayectoria esperada de convergencia inflacionaria, en la media del rango meta para el presente año.

Felipe Berger, economista de LyD, hizo hincapié en que que producto de la pandemia, la recolección de algunos precios en la canasta del IPC se ha visto afectada, por lo cual el INE ha debido utilizar la metodología de imputación preestablecida.