Entre 1990 y 2013, el 67% de la reducción de pobreza se logró gracias al crecimiento económico

El tema del crecimiento se ha empezado a levantar en las distintas campañas presidenciales, dando cuenta del reconocimiento que se está dando ahora a la necesidad de crecer para generar bienestar y financiar las políticas públicas.

Un trabajo realizado por Libertad y Desarrollo[1] demuestra que en el pasado (1990-2013) el 67% de la reducción de pobreza se logró gracias al crecimiento económico; luego, su impacto social es indiscutible. "Dada la importancia que tiene el crecimiento económico en la reducción de la pobreza, no da lo mismo cuánto crecemos", asegura Paulina Henoch, investigadora del Programa Social de Libertad y Desarrollo.

El desempeño de los distintos gobiernos en esta materia confirman lo anterior: períodos de bajo crecimiento han impedido que más personas salgan de su condición de pobreza, e incluso han significado un retroceso en esta materia.

A partir de los indicadores para el desarrollo del Banco Mundial, en el Cuadro N° 1 se presenta las distintas tasas de pobreza e ingreso per cápita en dólares contante 2010. Para medir la pobreza se considera al porcentaje de la población que tiene menos de $ 1,90 dólares al día día (medido según paridad de poder de compra, PPP, del año 2011), lo que corresponde a cerca de $ 24.000 por persona al mes, en pesos del 2017.

Bajo esta medición, en el período presidencial de Michelle Bachelet que comenzó en marzo de 2006 y terminó en marzo de 2010 entraron en situación de pobreza 62.210 personas y en el período que va desde marzo de 2014 a la fecha lo habrían hecho 73.748 personas.

En contraste, durante el período presidencial de Sebastián Piñera (marzo 2010 a marzo 2014), habrían salido de la pobreza unas 280.399 personas.


 

[1] Henoch y Larraín (2015). “El rol del crecimiento económico en la reducción de la pobreza”. Serie de Informe Social N° 154, Libertad y Desarrollo. Diciembre 2015.