Nuevas instituciones públicas en tramite le costarán al Fisco US$ 760 millones

El tamaño del Estado chileno ha aumentado marcadamente en los últimos 10 años. Una muestra de aquello es que desde 2006 se crearon 28 instituciones públicas en el país, entre ministerios, subsecretarías, superintendencias y servicios. ¿Cuál será la tendencia en la actual administración? En la misma línea, lo que tendrá un costo financiero para el aparato estatal que no será menor a futuro.

Esta es una de las principales conclusiones de un estudio realizado por Libertad y Desarrollo (ver acá), que contabiliza en 160 los nuevos organismos dependientes del Estado que se encuentran en trámite legislativo en el Congreso, los que una vez aprobados en su conjunto le significarán al Fisco desembolsar más de $ 500.000 millones en régimen, equivalente a US$ 769 millones.

Entre los organismos, alrededor de 100 tendrán como foco principalmente la educación, partiendo por los 68 Servicios Locales de Educación que cree el sistema de educación pública. Esta iniciativa de ley representa casi la mitad del costo fiscal en régimen entre los proyectos en trámite: US$ 328 millones.

La otra iniciativa que capta importantes recursos públicos se relaciona con la creación del Servicio Nacional de Reinserción Social y Juvenil -nuevo Sename-, que al momento de su entrada en vigencia costará US$ 206. Más atrás se ubica la reforma al Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), la creación del Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y la ley que establece el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (ver tabla).

El fenómeno de la última década

El análisis de LyD también da cuenta de que el crecimiento en el tamaño del Estado a futuro no es un fenómeno aislado, sino la consolidación de una tendencia que se viene observando en la última década.

Es así como el informe contabiliza que entre 2006 y 2017 el Estado ha incorporado 28 nuevas reparticiones, divididas en cinco ministerios (Energía, Medio Ambiente, Deporte, Mujer y Desarrollo Social), 12 subsecretarías, dos superintendencias (Medio Ambiente y Educación) y nueve servicios. En la última década, según determinó LyD sobre la base de cifras de la Dirección de Presupuestos, la dotación del gobierno central se ha incrementado en 64.719 personas, totalizando 236.736 funcionarios a 2015. De esta manera, el gasto en personal del gobierno central presupuestario pasó de representar un 3,4% en 2006 a 4,8% una década más tarde.

Mientras que a nivel salarial, las remuneraciones del sector público en los últimos ocho años han aumentado más que los ingresos del sector privado: 64,2% acumulado a enero de 2017, versus 59,2%.

 

Fuente: Diario Financiero.-