Anuncio laboral aumenta clima de incertidumbre

Sergio MoralesSergio Morales, abogado del Programa Legislativo de Libertad y Desarrollo, comenta el reciente anuncio del Ejecutivo en cuanto al futuro de la reforma laboral.

Éste implica por una parte congelar la tramitación del veto presidencial al proyecto de reforma laboral (boletín 9835-13) declarado en varios de sus artículos inconstitucional por el Tribunal Constitucional, y además, explorar una reforma constitucional para consagrar la titularidad sindical de la negociación colectiva, derecho que hoy recae en los trabajadores.

En cuanto al congelamiento del veto, no es otra cosa que detener la tramitación legislativa del mismo, dejando abierta la posibilidad de que el proyecto termine de morir o se reactive en cualquier momento.

La reforma constitucional que el Ejecutivo anunció, requiere para su aprobación los 2/3 de los senadores y diputados en ejercicio, quórum con el que no cuenta la Nueva Mayoría por sí sola, y que, considerando el fuerte rechazo a la propuesta por parte de los partidos de Chile Vamos y de algunos independientes, implicará que este proyecto no sea aprobado.

Por su parte, en el improbable escenario que sea aprobado, no podrá desconocerse lo ya resuelto por el  Tribunal Constitucional, por lo que por el hecho de aprobarse la reforma constitucional no produciría un efecto de “constitucionalidad sobreviniente”, sino que se haría necesario el envío de un nuevo proyecto de ley del que se desconocen sus lineamientos.

Este anuncio, más que disipar dudas viene a complicar aún más el clima de incerteza en el mercado del trabajo en cuanto a cuál será finalmente la regulación que normará el derecho colectivo por los próximos años.