JUAN ANDRES FONTAINE: «ESTE AÑO QUE CONCLUYE SOLO LO PUEDO DEFINIR COMO DECEPCIONANTE»

El Consejero de LyD aseguró en entrevista en Diario Estrategia que en los anuncios del ministro de Hacienda en Enade 2014 “no hay nada que me parezca convincente, ni en la dirección de despejar las incertidumbres, ni de eliminar los escollos que dañan nuestra capacidad de crecimiento”.

–¿Cómo analiza el discurso del ministro Arenas en Enade?

–Este año que concluye solo lo puedo definir como decepcionante. Chile venía avanzando a un buen tranco en la ruta del desarrollo y este año ha sufrido un traspié. Todos esperamos que sea pasajero, pero para eso se requieren señales de política económica mucho más concreta que las que escuchamos hoy. Celebro que el ministro admita que hay un problema importante de expectativas en el país y que hay factores que son susceptibles de cambiar con buenas políticas públicas que acelerarían el avance de los proyectos de inversión, pero más allá de ese anuncio general no hay nada que me parezca convincente, ni en la dirección de despejar las incertidumbres, ni de eliminar los escollos que dañan nuestra capacidad de crecimiento.

–El ministro destacó el apoyo a Alto Maipo, también habló de Punta Alcalde y otros...

–No me parece que el Gobierno seleccione  proyectos específicos para apoyarlos. Es una estrategia altamente peligrosa e inconveniente. Lo importante es establecer reglas y procedimiento que logren que los permisos ambientales se tramiten con la rapidez necesaria y que una  vez otorgados tengan las certezas jurídicas que permitan a esas inversiones desarrollarse.

–¿Cómo ve la discusión que viene por la reforma laboral?

–Yo no conozco el contenido de la reforma, pero me parece que el anuncio que hizo ayer el ministro de anticipar, sin ninguna claridad respecto de cuál sería el contenido de la misma, que la reforma se implementaría gradualmente, en absoluto se hace cargo del problema. Lo que se cuestiona de la reforma, en base a trascendidos, es que tendría como consecuencia elevar artificialmente los costos laborales, inhibiendo la contratación de trabajadores.  Cuando una empresa pequeña, mediana o grande considera una contratación, lo hace mirando el mediano plazo, entendiendo que el día de mañana interrumpirlo es costoso. Por esto, no le es en absoluto tranquilizador saber que la reforma se implementaría de a poco.

–¿La reforma podría afectar la formalidad?

–La consecuencia de un alza artificial de los costos laborales es desempleo, condenar a más personas a quedar fuera de la fuerza de trabajo, o que las personas tengan que aceptar trabajos temporales, informales, precarios.

–Andrés Santa Cruz destacó por sobre todas la reforma Constitucional, ¿hay temores?

–Es un tema que está en la agenda del Gobierno  y tampoco tenemos una definición de en qué consistiría... desde luego las reformas constitucionales pueden ser una fuente muy muy importante de incertidumbre.