DE MAL EN PEOR: IMACEC REGISTRA APENAS UN 0,8% DE CRECIMIENTO EN 12 MESES

El Banco Central dio a conocer el  IMACEC para junio de 2014 el cual registró su peor desempeño desde marzo de 2010, con una variación de apenas 0,8% en comparación con igual mes del año anterior. De esta forma, se sitúa nuevamente incluso por debajo de las ya muy moderadas expectativas del mercado, las cuales se reflejan, por ejemplo, en la  última Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central que anticipaba un crecimiento entre 2,0% y 3,0%.

Con este resultado, acumulamos un crecimiento preliminar de apenas 2,2% en la primera mitad del año al comparar con igual periodo de 2013, lo que será verificado y complementado a fin de mes cuando conozcamos los datos de Cuentas Nacionales para el segundo trimestre. "Así, si bien la menor base de comparación para la segunda mitad del año podría ayudar a las tasas de crecimiento en 12 meses, resulta cada vez más difícil pensar en variaciones del PIB por encima del 3,0%, ya para que hablar del 3,2% con que se trabaja el déficit efectivo. Más aún, si en el primer trimestre logramos crecer pese al poco dinamismo de la demanda interna fue gracias al empujón desde el exterior que recibimos de parte de las exportaciones, lo que con los datos preliminares que hoy se conocen ya no se estaría dando”, comenta Francisco Klapp, investigador del Programa Económico de LyD.

Este resultado es 1,5 puntos porcentuales menor al obtenido en 12 meses el mes anterior, y 3,0 puntos menor que el entregado el mismo período un año atrás.

Con respecto a la serie desestacionalizada, ésta resultó aún más inferior al mes anterior, con un crecimiento de 0,5% en comparación con igual mes de 2013, que contaba con un día hábil menos.

El resultado del mes, a diferencia de  abril y mayo donde la minería se expandió por sobre el 5,0%,  no contó con el impulso de este sector, el cual avanzó solo un 1,3% en 12 meses, a lo que se suma que  las manufacturas no logran mantener dinamismo y vuelven a caer.

Un aspecto a considerar es el análisis de la velocidad del IMACEC (comparación de promedios trimestrales  consecutivos desestacionalizados  y anualizados) respecto al mes precedente, el cual aporta antecedentes adicionales  sobre  la incapacidad de la economía para repuntar, y que en el margen incluso muestra una leve recaída. Esto pues el valor para mayo, es de un -0,1%, por debajo del 1,0% de mayo  y el 2,3% del trimestre febrero-abril, pero aún lejos del desplome de fines de 2013.

En este contexto, el Banco Central optó en julio por reducir, luego de algunos meses de pausa, la Tasa de Política Monetaria. La situó en un 3,75%, en línea con lo que ya hace un tiempo adelantaban diversas encuestas, esto en un contexto de expectativas de inflación aún fuertemente ancladas en 3,0% para el horizonte relevante y un mercado laboral con algo más de desempleo, aunque aún dentro de lo aceptable, con una creación de puestos de trabajo cuya composición está fuertemente teñida por empleos por cuenta propia y remuneraciones que apenas sí crecen en términos reales.

"Con esto, como se mencionaba, los pronósticos para el crecimiento real del producto en 2014, situados en torno a 3,0% parecerían algo elevados de no recuperarse el dinamismo en los próximos meses, lo cual no es respaldado por la información  hasta ahora disponible", advierte Klapp.