REFORMA TRIBUTARIA GOLPEA LOS BOLSILLOS: SUBE LUZ, AGUA, ARRIENDOS Y OTROS

A CONTINUACIÓN, REPRODUCIMOS LA CARTA DE SUSANA JIMÉNEZ, ECONOMISTA SENIOR DE LYD, PUBLICADA EN LA TERCERA.

Difícilmente podría argumentarse que la reforma tributaria no incide en el bolsillo de todos los chilenos. Basta con estimar el impacto que tendrán algunas de las medidas propuestas en el presupuesto destinado a adquirir bienes y servicio básicos o de consumo habitual para ver que nadie estará libre de un Estado en proceso de engorda.

Así, por ejemplo, la electricidad será al menos 2% más cara por el impuesto a las emisiones, los servicios regulados como el agua potable sufrirán alzas de hasta 6% por el aumento del impuesto corporativo, los arriendos se verán encarecidos producto del mayor costo de la vivienda (por el menor beneficio tributario a la construcción, cambios al hecho gravado y mayor restricción al crédito hipotecario), y las bebidas y alcoholes verán elevado su precio por el mayor impuesto específico.

A ello se suma el efecto en los distintos productos y servicios, derivado del incremento de la cadena de costos (como la energía eléctrica) y del alza impositiva general, que más temprano que tarde será traspasado, al menos parcialmente, al precio pagado por los consumidores.

En definitiva, la reforma tributaria les pega a todos, incluso a los grupos socioeconómicos más vulnerables.