ENCUESTA DE VICTIMIZACIÓN ENUSC 2013: ESPACIO PARA EL OPTIMISMO

Han sido dados a conocer al país los resultados de la Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana (ENUSC) del año 2013, el instrumento más relevante que cuenta Chile para medir la magnitud del fenómeno delictivo, y que ya cumple una década desde su aparición. Estos resultados son particularmente relevantes puesto que constituyen el estándar de evaluación de cumplimiento de los objetivos de reducción de victimización propuestos en 2010 por la actual administración, al dar a conocer su Plan Chile Seguro 2010-2014.

La victimización de hogares de acuerdo a la ENUSC 2013 llega al 24,8%. Eso implica no sólo una disminución desde el 26,3% de 2012, sino desde el 33,6% de 2009, lo que implica que en dicho periodo 367 mil hogares dejaron de ser víctima de la delincuencia (Gráfico N° 1). Las cifras anteriores implicaron que la meta de reducción de victimización general del Plan Chile Seguro se cumpliera con la ENUSC 2012. Como se recordará, ello llevó al Presidente a actualizar la meta hacia el 25%, al entregarse los resultados de la ENUSC 2012, lo que en la ENUSC 2013 se cumplió.

Desde la perspectiva de las regiones, respecto de 2012, se ven disminuciones significativas en las regiones de Atacama (del 25,8% al 18,7%); Coquimbo (del 27,4% al 21,1%); Libertador Bernardo O´Higgins (del 24% al 20,7%); Biobío (del 26,9% al 22,2%); y Magallanes (15,2% al 11,2%). En el resto del país existen disminuciones, que no son estadísticamente significativas, excepto en los casos en que se producen alzas que no son estadísticamente significativas: Maule (del 17,1% al 19,2%); Araucanía (23,9% al 26,5%); y Los Lagos (del 19,7% al 20,9%).   Ahora bien, si se analiza el mismo indicador para el periodo 2009-2013, se observan disminuciones estadísticamente significativas en las regiones de: Antofagasta, Atacama, Valparaíso, Libertador B. O’Higgins, Maule, Biobío, Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Metropolitana (Gráfico N° 2).

Con todo, los resultados positivos que entrega la ENUSC 2013, respecto de 2013 aunque también en la evolución desde 2009, sólo deben ser considerados un paso en la dirección correcta, un avance importante, en la medida en que aún nuestros niveles de victimización general (1 de 4 hogares es víctima de algún delito), especialmente en delitos contra la propiedad, siguen siendo elevados respecto de países desarrollados.