NUEVOS PROYECTOS DE LEY EN EDUCACIÓN IMPLICARÍAN US$ 260 MILLONES EXTRA EN PRESUPUESTO 2012

Los investigadores del Programa Económico y Social de LyD, Francisco Klapp y María Paz Arzola calcularon cuánto presupuesto adicional requerirá el Ministerio de Educación en 2012 a raíz de la presentación de los proyectos de ley en el Congreso.

De esta manera, la iniciativa que baja a 2% el costo del Crédito con Aval del Estado tendría un costo extra en el Presupuesto 2012 de US$ 74 millones, para crecer hasta alcanzar los US$ 236 millones en 2026 y luego ir cayendo hasta llegar a  US$ 167 millones el 2050.

Para el cálculo se tomó el stock actual de deuda por Créditos con Aval del Estado emitidos desde 2006, el cual bordea los US$ 1500 millones y se proyectó que durante el año 2011 se mantuviera el mismo nivel de crecimiento del 2010 y que exista una tasa de deserción del 10% anual, además de que los créditos se pagan en un 100% por parte de los estudiantes  en 15 años.

A partir del  año 2012 se supuso que el crecimiento en los créditos es un 50% del nivel de 2011 debido a que la medida sería acompañada con un aumento de becas para el I y II quintil de ingreso. Así la renovación de créditos comenzados en los 5 años anteriores  previos al 2012 también cae en un 50%.  Para proyectar se supone que los estudiantes pagan una tasa del 2% anual y que los bancos y otras instituciones financieras cobran un 4% anual, así el Estado subsidia la diferencia de 2% sobre los créditos futuros y de 3,6% sobre los intereses ya devengados de los créditos antiguos que se supone son repactados a tasa 4% del 2012 en adelante, es decir se supone que la medida es retroactiva para los CAE existentes.  Por último, se supone que hay una tasa de incobrables del 10%, de los cuales el gobierno se hace cargo.

Es importante notar que los valores obtenidos  se deben principalmente al supuesto de que se logra conseguir financiamiento de parte de los bancos a una tasa menor al actual 5,6%,  gracias la entrada de nuevos actores y  el mayor escrutinio público. Además de la menor demanda de CAE por la existencia de becas para el 40% más pobre, por lo que evaluar esta medida sin evaluar el costo de las becas es equivocado.

En cuanto al costo que el aumento de las Becas Juan Gómez Millas y Nuevo Milenio  implicarán para esta cartera, se calcula que sería de alrededor de US$ 95 millones, equivalentes al 34% del presupuesto total para becas del año 2011.

Por último, el aumento de la subvención escolar preferencial (SEP), que supone la entrega de mayores recursos por alumnos vulnerables a las escuelas que les enseñan, implicaría un costo adicional de US$ 90 millones. Esto,  considerando 921.738 alumnos prioritarios, de los cuales 454.124 son del 20% más vulnerable y 467.614 del resto. Y hay que destacar que el 2012 entrará en régimen la SEP para toda la educación básica, con los que se espera un mayor gasto fiscal anual de aproximadamente US$ 84 millones más.