14 de noviembre de 2017

El desigual gasto en menores del Sename dependiendo de si son atendidos por centros estatales o por entidades colaboradoras privadas

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
  • Mientras la subvención para el cuidado residencial entregado a los organismos colaboradores llega a $232.200, el aporte mensual que recibe un centro de administración directa (SENAME) alcanza en promedio $1.391.470 mensuales por niño.

El Presupuesto 2018 para el Servicio Nacional de Menores (Sename) considera un gasto de $319.410 millones, es decir, $27.254 millones más que en el presupuesto anterior, lo que equivale a un incremento de 9,3%. El problema es que está distribuido en forma desigual.

“Y es que el presupuesto del Sename tiene una desigual distribución del gasto entre los menores que son atendidos por entidades privadas, y los que son atendidos directamente por centros estatales, en los que están contratados funcionarios públicos”, explica Paulina Henoch, investigadora del Programa Social de Libertad y Desarrollo.

Según cálculos de LyD, el 91% de las plazas de los centros residenciales son privadas, el 95% de las atenciones son llevadas a cabo por estos organismos colaboradores que reciben solo el 63% del presupuesto, pese a que los niños derivados a los centros estatales podrían corresponder a casos más complejos. Ello, ya que mientras la subvención para el cuidado residencial entregado a los organismos colaboradores llega a $232.200 mensual por niño, el aporte mensual que recibe un centro de administración directa del Sename alcanza en promedio $1.391.470 mensuales por menor de edad.

Paulina Henoch califica como “alarmante” dicha brecha, ya que la institución hace una diferenciación entre los recursos destinados a la atención de los niños administrados directamente por el servicio y los gestionados por los organismos colaboradores (sociedad civil), entre los cuales se encuentran los centros residenciales, oficinas de protección de derechos, diagnóstico y programas de intervención ambulatoria.

La Unidad de Subvención Sename (USS) tiene un valor para 2017 de $15.480. Si bien el Presupuesto 2018 considera un aumento en el monto de la subvención para el cuidado residencial entregado a los organismos colaboradores, llegando al límite máximo a transferir establecido en la Ley N° 20.032 de subvenciones, con lo que se pasó de 12,1 USS a 15 USS, es decir, de $187.308 a $232.200 ($44.892 más), todavía existe una inmensa brecha frente al aporte mensual que recibe un centro de administración directa del Sename, que mensualmente en promedio reciben $1.391.470 por niño.

Paulina Henoch plantea que el presupuesto del Sename para el próximo año “no asigna mayores recursos a los niños del Sename y eso también contribuye a que la atención que reciben los niños sea insuficiente”.

Además, el presupuesto contempla un incremento importante en el gasto en personal, siendo que casi el 30% de los recursos del Sename son destinados a los funcionarios. “Los mayores aumentos se deben a cambios de grados para 104 funcionarios, por criterios de antigüedad y gradualidad definidos, en vez de criterios de competencias”, señala Henoch.