Tres lecciones acerca de cómo se deben proteger los derechos de las personas frente a la Administración