EXENCIÓN DE LOS DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL PARA LAS VACUNAS COVID-19. ¿QUÉ ESTÁ EN JUEGO?