PRIMEROS EFECTOS DE LA LEY DE INCLUSIÓN: TOTAL INCERTIDUMBRE