Aumento de inmigrantes en campamentos

Esta semana se dieron a conocer los resultados de la segunda etapa del catastro del Ministerio de Vivienda, los cuales nos muestran una realidad para nada alentadora.

El catastro da cuenta de un significativo aumento en el número de campamentos y la cantidad de hogares en ellos, esto es 802 y 47.050 respectivamente. (El 2011, 657 campamentos y 27.378 hogares).

Sumado a lo anterior, también se evidencia el gran incremento del porcentaje de extranjeros viviendo en campamentos, si para el año 2011 los inmigrantes conformaban el 1.2% de esta realidad, hoy ascienden al 27%. Solo en la región de Antofagasta representan el 60% de los que viven en esta situación.

Esto hace aún más urgente la aprobación de la Ley de extranjería que se encuentra en tramitación en el congreso, la cual garantiza una migración más ordenada y responsable. “Hoy la mayoría de los inmigrantes asentados en el país, regulares o irregulares, han ingresado al territorio nacional como turistas, debido a que la legislación actual permite hacer el cambio de condición de una visa de turista a una temporaria. Muchos de ellos se ven en una situación mucho más vulnerable a la hora de buscar empleo, que aquellos que ingresan al país con una visa consular ya en su poder (la nueva ley lo exigiría para cualquier persona que quiera residir en nuestro país)”, dice Sebastián Urrestarazu, Cientista político de LyD.

El acrecentamiento del porcentaje de inmigrantes que viven en campamentos muestra la nula eficacia de la legislación actual, es imperativo contar con una Ley apropiada para la realidad de nuestros tiempos (la actual data de 1975), para la realidad de los inmigrantes y la realidad de país. “Migración ordenada no significa cerrar fronteras, sino, entre otras cosas, significa ser responsable y consciente con las condiciones de vida que nuestro país les puede otorgar a quienes quieran residir aquí”, explica Urrestarazu.