Ley Uber: avanza en el Congreso

La Comisión de Transportes del Senado aprobó en general -en segundo trámite constitucional- el proyecto de ley del Gobierno que regula las plataformas tecnológicas de transporte cómo Uber, Cabify y Beat.

Una de los puntos que deberá ser discutido es la congelación del parque de conductores, ya que en caso de aprobarse, se dará un período de 3 meses para que los conductores de las plataformas se inscriban en un registro, terminado ese plazo se suspenden las inscripciones por 12 meses.  

“Los nuevos servicios ofrecidos a través de plataformas representan un gran avance en las alternativas de transporte, tanto para los usuarios como para socios conductores. Lamentablemente, el Proyecto de Ley que pasó al Senado limita seriamente el funcionamiento actual de estos servicios, así como su potencial de desarrollo”, dice Rodrigo Troncoso, Economista de LyD.

Aunque es deseable que se regule la nueva modalidad de servicios de transporte, dicha regulación no debe estar inspirada en la protección de grupos de interés, o en paradigmas que dejan de ser válidos gracias a las nuevas tecnologías.

"Las economías colaborativas dan la oportunidad al regulador de pasar buena parte de la carga fiscalizadora a los propios privados de manera más eficiente y efectiva. No se puede dejar de lado el hecho que las plataformas tecnológicas ya son una realidad en Chile. Y a pesar de que están operando sin una regulación clara, han mejorado la calidad de vida tanto de usuarios como de socios conductores. El regulador debe tener como prioridad los intereses de la ciudadanía y no los de grupos de interés", explica el Economista de LyD.

En este sentido, la nueva normativa debería regularizar el funcionamiento de las plataformas, pero sin alterar mayormente su operación actual, ni limitar su potencial de desarrollo futuro.

“Tal como está el proyecto de ley en el Congreso hoy, se está legislando en función de los grupos de interés y no de la ciudadanía en su conjunto”, señala Troncoso.