Preocupación de los chilenos en cómo financiar su vejez

La OCDE publicó esta semana el informe Society at a Glance 2019, donde se presentan indicadores sociales, en respuesta a la creciente demanda por evidencia cuantitativa sobre el bienestar social y tendencias a través de los países OCDE.

En esta edición, hay un apartado especial sobre las percepciones de riesgos sociales y efectividad gubernamental donde se tratan, dentro de otras cosas, las mayores preocupaciones sociales en el corto (uno o dos años más) y largo plazo (más allá de la próxima década) de los encuestados de cada país.

Yendo más en profundidad en los resultados para Chile, al ver las preocupaciones de corto plazo más mencionadas como una de las tres más importantes, se observa que los mayores porcentajes corresponden a no poder pagar todos los gastos (53,2%), enfermarse o quedar incapacitado (51,9%) y perder el trabajo (43,6%).

Respecto al largo plazo, los riesgos identificados con mayor frecuencia fueron la seguridad financiera en la vejez (75,4%), estar en una vivienda adecuada (53,0%) y que los hijos no puedan lograr al menos el status y comodidad que tienen ellos (52,2%). En la siguiente tabla se resume la información de los últimos dos párrafos, junto a todas las razones y sus porcentajes.

Los resultados para Chile son además consistentes con los principales riesgos identificados en la mayoría de los países pertenecientes al conglomerado que participaron del estudio.

En línea con estas cifras, pueden identificarse ciertas carencias que se ha identificado podrían estar aquejando especialmente a la Clase Media en el país. De acuerdo a estadísticas presentadas por LyD[1], una de las mayores vulnerabilidades de este grupo está en la cotización previsional, ya que el 31,5% de los hogares de Clase Media tiene alguna persona ocupada que no está cotizando para su vejez. Adicionalmente, un 35,7% de los adultos de este segmento socioeconómico tiene una escolaridad inferior a la establecida por la ley para su generación, lo que probablemente afecta su capacidad de generar ingresos y los puede hacer más vulnerables ante amenazas presentes en el mercado laboral, siendo una de éstas, por ejemplo, la automatización.

"En vista de las cifras que entrega el informe de la OCDE, complementando con el trabajo realizado por LyD, se puede apreciar que hay preocupaciones de los chilenos que al menos en parte se corresponden con las carencias que se hemos identificado presentan el día de hoy los hogares de Clase Media. Por su parte,  el Gobierno ha presentado iniciativas que tienen como fin disminuir el temor de la población vulnerable o en situación de riesgo en estos mismos ámbitos, como ha sido el caso con el programa Red Clase Media Protegida y el proyecto de ley que introduce cambios al sistema de pensiones –que responde en parte al financiamiento en la vejez", dice Guillermo Irarrázaval, Economista LyD.

Es importante avanzar en estas iniciativas y por esa vía fortalecer la generación de ingresos y autonomía de la clase media, otorgándole una mayor tranquilidad y confianza en sus expectativas.

[1] Riesgos para la Clase Media: qué dicen los indicadores de pobreza multidimensional.(2019). Libertad y Desarrollo.