Carga tributaria de una persona de altos ingresos puede alcanzar el 42%

Durante la operación de 2018 (con datos comerciales de 2017), el 80% de los contribuyentes recibió una devolución de impuestos, ya que los tributos retenidos en 2017 fueron superiores al impuesto determinado a partir de sus rentas totales. En el ejercicio, el 75% de las personas que declaró ingresos se ubicaron en el tramo exento del Impuesto de Segunda Categoría, al percibir menos de $ 653 mil mensuales. Un estudio de Libertad y Desarrollo (LyD) realizó una radiografía a los quintiles de ingreso sobre la base de la última Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) para determinar cuánto destina cada uno al pago de sus obligaciones tributarias. ¿El fin? Establecer qué tan progresivo es el sistema, específicamente el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Según el reporte, la carga tributaria total del primer quintil -el más pobre del país- es casi 10 puntos porcentuales más bajo que el quinto -el de mayores ingresos-, ubicándose en 14,8% y 23,9% de sus ingresos, respectivamente. El ejercicio toma como base una persona que percibe un ingreso equivalente al promedio de cada uno de los quintiles. Para esas cinco personas, se supone una canasta de consumo en base a la encuesta del INE para determinar su carga tributaria.

Así, en el primer quintil, con una renta promedio mensual de $ 247.124, prácticamente la totalidad del pago de impuestos corresponde a IVA, empleando el 13,4% de sus ingresos para dicho fin y un 1,4% para gravámenes a productos específicos como alcohol, tabaco y combustibles.

En cambio, en el quintil de más altos ingresos -con una renta mensual superior a $ 3,2 millones-, la carga total es de 23,9%, con un 13,5% explicado por los desembolsos en IVA, 8,7% para tributos a la renta y 1,6% para impuestos a productos específicos.

El ejercicio también asume el mismo escenario para una persona de un sueldo mucho más alto, de $ 12,8 millones mensuales, en cuyo caso la carga total de impuestos representa el 42,3% de lo que percibe. El tributo que proporcionalmente paga más es renta, seguido de IVA y por último impuestos específicos.

"En el IVA y en impuestos específicos no se aprecia una marcada progresividad. En cambio, en el impuesto a la renta la progresividad se aprecia en toda su dimensión", concluye el reporte.

Fuente: Diario Financiero.-