Reconstrucción: A nueve años del terremoto del 27F quedan 406 viviendas por entregar

Hoy se cumplen nueve años del terremoto del 27F. Nueve años de reconstrucción, proceso que ha mostrado un avance continuo, pasando de un 90% de ejecución el 2014 a 99,2% el 2019, entregando 223.686 viviendas a la fecha, quedando sólo 406 por terminar.

Estas 406 viviendas restantes son una minúscula parte de lo que se estimaba inicialmente; en el Gráfico N° 1 se presenta la evolución de la cantidad de viviendas entregadas y por entregar, habiendo 129.772 el año 2011 en ejecución o sin inicio, disminuyendo las soluciones necesarias notoriamente hacia adelante. “Cabe destacar que las viviendas por entregar y entregadas responden a necesidades anteriores y de ese año, por lo que las viviendas presupuestadas inicialmente no son necesariamente lo que se entrega al final”, explica Guillermo Irarrázaval, investigador del Programa Social de LyD.

Sin embargo, la tarea de reconstrucción por catástrofes naturales a la fecha no contempla sólo el Terremoto del 27, sino que también el Terremoto del Norte Grande (2014), el Incendio de Valparaíso (2014), los Aluviones del Norte Grande (2015), la Erupción del Volcán Calbuco (2015) y el Terremoto de Coquimbo (2016).

Tener todos estos eventos en consideración ayuda a tener una imagen global de lo que ha sido la tarea de reconstrucción en Chile. En el Gráfico N° 2 se expone la misma información del N° 1, pero ahora con cantidades agregadas y señalando la ocurrencia de las catástrofes.

Las viviendas entregadas y por entregar fueron en su mayoría producto del 27F hasta el 2016, pasando a primer lugar en cuanto a causa el Terremoto del Norte Grande. “Actualmente todas las catástrofes señaladas tienen una deuda con las familias afectadas, con la excepción de la Erupción del Volcán Calbuco, que el día de hoy no tiene pendientes”, señala Irarrázaval.

En el Gráfico N° 3 se muestra la suma de las viviendas por entregar y entregadas, descomponiendo el total entre las pertenecientes al 27F y a otras catástrofes. Como se puede ver, gran parte de esta composición corresponde a causas distintas al Terremoto del 2010, mostrándose un gran avance en la reducción.

“La reconstrucción del Terremoto del 27F ha sido importante, reduciendo la inmensa mayoría de las viviendas necesitadas. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que la tarea no termina ahí; queda un saldo de viviendas pendientes producto de otras catástrofes”, dice el investigador de LyD. Además, a pesar de que las soluciones habitacionales pendientes son cada vez menos, es relevante tener en cuenta que deben ser entregadas lo más rápido posible.