4 de enero de 2019

Cotización de los independientes: finalización de su tramitación legislativa

La Sala de la Cámara de Diputados aprobó ayer, tanto en general (con 95 votos a favor, 33 en contra y 5 abstenciones) como en particular, el proyecto de ley que modifica las normas para la incorporación de los trabajadores independientes a los regímenes de protección social (Boletín 12.002-13), quedando en consecuencia listo para ser promulgado y permitiendo la aplicación de la ley desde la Operación Renta 2019.

Es conveniente recordar que fue con la aprobación de la Reforma Previsional del año 2008 que se estableció la obligación gradual de cotizar para los trabajadores con rentas provenientes del artículo 42 N° 2 de la Ley de Impuesto a la Renta (trabajadores que emiten boletas a honorarios). Como es de conocimiento público, la reforma tuvo una escasa aplicación práctica, debido a la facultad de los trabajadores de renunciar a su obligación de cotizar y a la postergación de la entrada en vigencia de la referida obligación.

“Si bien en el debate se esbozó la posibilidad de rechazar el proyecto en comento, dicha iniciativa felizmente no prosperó. Asimismo, fue jurídicamente correcta la declaración de inadmisibilidad de una polémica indicación propuesta por algunos parlamentarios encaminada a posponer la obligación de cotizar para el año 2022, toda vez que el contenido de la indicación correspondía a materias de iniciativa exclusiva del Presidente de la República. Es destacable que la comisión técnica respectiva (Trabajo), la mesa de la Cámara y la misma Sala hayan rechazado su admisibilidad”, señaló John Henríquez, abogado de Libertad y Desarrollo.

Respecto al contenido, Henríquez destaca “la gradualidad diseñada y finalmente contemplada en el proyecto aprobado y la importancia de que los trabajadores independientes ahorren para su jubilación. Por cierto, este ahorro pudo y puede generarse a través de distintos mecanismos, los que deben respetarse, pero considerando que existe un grupo de trabajadores independientes que no ahorra de manera alguna resulta relevante que cuenten con protección y seguridad social. La aprobación de la presente iniciativa era necesaria e impostergable, especialmente para aumentar la densidad de las cotizaciones previsionales y aumentar en el largo plazo el número y monto de las pensiones autofinanciadas”.

En definitiva, la iniciativa garantizará la totalidad de las prestaciones del sistema de seguridad social a los trabajadores independientes, tales como la protección frente a accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, el seguro de invalidez y sobrevivencias, la cobertura de salud y del sistema de pensiones, entre otros.

La próxima ley establece que serán obligados a cotizar los trabajadores independientes que emitan boletas de honorarios por un monto bruto igual o mayor a 5 ingresos mínimos mensuales (1,3 millones totales en el año aproximadamente), exceptuando a las personas que estén a 10 años de alcanzar la edad legal de jubilación al 1 de enero de 2018. Para estos efectos, el pago de las cotizaciones -que se realizará través de la Declaración Anual de Impuesto a la Renta de cada año- se efectuará sobre el 80% de la renta bruta anual y no sobre el 100% como en el caso de los trabajadores dependientes. Asimismo, establece que la retención aumentará de un 10% a 17%. Dicho aumento será de un de 0,75% anual hasta el año 2026 (en que llegará a un 16%) y en el noveno año se incrementará en un 1%, para llegar al 17% definitivo el año 2027.