Avance del proyecto que aumenta la cotización de independientes: una reforma impostergable

La Sala del Senado aprobó ayer, con 24 votos a favor, el proyecto de ley que modifica las normas para la incorporación de los trabajadores independientes a los regímenes de protección social (Boletín N° 12.002-13), cuya tramitación se inició el 10 de agosto de 2018. De esta manera, el proyecto avanza a la Cámara de Diputados para su segundo trámite constitucional.

Fue con la aprobación de la reforma previsional del 2008 que se estableció la obligación gradual de cotizar para los trabajadores con rentas provenientes del artículo 42 N° 2 de la Ley de Impuesto a la Renta (trabajadores que emiten boletas a honorarios). Sin embargo, debido a la posibilidad de los trabajadores de renunciar a la obligación de cotizar dicha reforma no tuvo mayor aplicación en la práctica.

“La aprobación de las comisiones técnicas respectivas (de Hacienda y de Trabajo) y la posterior aprobación de la Sala del Senado son buenas noticias, en atención a la importancia de que los trabajadores independientes cuenten con protección y seguridad social. Asimismo, es conveniente resaltar la correcta gradualidad diseñada y la importancia de que esta se apruebe antes de la Operación Renta 2019”, señaló John Henríquez, abogado de Libertad y Desarrollo.

La iniciativa busca garantizar la totalidad de las prestaciones del sistema de seguridad social a los trabajadores independientes, tales como la protección frente a accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, el seguro de invalidez y sobrevivencias, la cobertura de salud y del sistema de pensiones, entre otros. Al respecto, el abogado afirma que “las diferentes iniciativas legislativas del Ejecutivo -como el proyecto de ley de teletrabajo, el estatuto para jóvenes estudiantes, la reforma de pensiones y el presente proyecto- conforman un conjunto de medidas concretas para abordar el problema de las bajas pensiones. En concreto, es conveniente que los trabajadores coticen más y se tomen las medidas necesarias para evitar el efecto negativo de las lagunas previsionales. Sin reformas en tal sentido, es evidente que las pensiones no mejorarán y el problema se acentuará”.