Índice Paz Ciudadana: victimización en su menor nivel desde 2012

Recientemente se publicó el Índice Paz Ciudadana - GfK Adimark del año 2018, que es un estudio sobre la delincuencia realizado periódicamente por la Fundación Paz Ciudadana. En esta versión, hay resultados mayoritariamente positivos: un menor porcentaje de los hogares declara haber sido víctima de robo o intento de robo en los últimos 6 meses, al igual que en el caso de la revictimización, donde el porcentaje también disminuye. También hay mejoría en otros aspectos relevantes del delito, como el porcentaje de denuncias y la sensación de temor[i]. Sin embargo, la encuesta muestra una creciente insatisfacción con el actuar de la Fiscalía y de la Policía tras la realización de una denuncia.

En primer lugar, la victimización, que ahora disminuyó de 39,5% a 36,4%, se ubicó en su menor nivel desde 2012, acorde al siguiente gráfico. Ésta, sin embargo, muestra resultados distintos al hacer la distinción por regiones y nivel socioeconómico. Mientras en Santiago, la caída respecto al año pasado no es significativa, sí lo es en el resto de las regiones. Si se observa por nivel socioeconómico, hay reducciones importantes en los hogares pertenecientes a los niveles alto - de 46,8% a 37,1% - y medio – de 41,4% a 36,8%-. No obstante, en el nivel bajo tiene un incremento de más de 4 puntos porcentuales.

En cuanto a la revictimización, que es el porcentaje de personas que vuelve a ser víctima de un delito, ésta se reduce de 25,75% a 21,51%, presentando la misma tendencia que la victimización en regiones y niveles socioeconómicos, con la excepción de que el nivel socioeconómico bajo no presenta una diferencia en esta medida.

En cuanto a otros aspectos relevantes del delito, la tasa de denuncias sube de 55,07% a 61,23%, y el porcentaje de personas que declara un nivel de temor e inseguridad alto, baja de 16,6% a 10,4%. Si se distingue entre víctimas de delitos y no víctimas, las primeras el 2017 presentaban un porcentaje de temor alto de 25,8% -contra un 16,3% actualmente-, y las segundas uno de 10,54% -versus un 7,05% ahora-.

"A pesar de la disminución de la victimización y revictimización, mayores denuncias y un menor índice de temor, hay cosas que mejorar", señala Guillermo Irarrázaval, investigador del Programa Social de LyD. La proporción de delitos violentos aumentó 5,4 puntos porcentuales este año -ubicándose en 27,8%-, y el 78% de los encuestados está insatisfecho o muy insatisfecho con el actuar de la Fiscalía después de denunciar. A esto se suma el Índice de Desempeño Policial[ii], según el cual 3 de cada 5 personas califica como “bajo” el desempeño de la policía.

El Gobierno, por su parte, en esta oportunidad fue mejor evaluado por los encuestados y subió su nota a niveles similares a los de 2014. "Ello podría deberse a que ha mostrado iniciativas legislativas contra la delincuencia, generado instancias como el Acuerdo Nacional por la Seguridad Pública y la Décima Semana de Seguridad Ciudadana, y abordado temas actuales como el cibercrimen, configurando esta preocupación como una prioridad en su agenda", asegura Irarrázaval.


[i] El índice de temor mide los niveles de percepción de inseguridad en temas de delincuencia de cada persona encuestada. Se construye a partir de la suma de puntajes en 7 preguntas: Percepción de variación de la delincuencia en su comuna, percepción de la variación en la violencia de la delincuencia en su comuna, proyección de la variación de la delincuencia en su comuna en el futuro, temor de ser asaltado cuando sale de su casa a trabajar, temor de ser asaltado cuando vuelve al anochecer a su casa, temor de ser asaltado al caminar solo por su barrio y temor de ser asaltado dentro de su casa por las noches.

[ii]Se construye a partir de la consulta a víctimas de delito, la satisfacción con la actuación de Carabineros o Investigaciones después de denunciar y la satisfacción con la labor de la policía en su barrio.