Evasión en el Transantiago

Esta semana, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones anunció una actualización a la forma en que se mide la evasión en el Transantiago. La nueva metodología, que empezaría a regir a partir del próximo año, permitiría tomar medidas más focalizadas para enfrentar el no pago del pasaje. Ella surge luego de consultas con expertos de diversos sectores, que se han llevado a cabo desde el ministerio.

De esta forma, la última cifra de evasión de buses que se publicará con la metodología actual será la del trimestre julio, agosto y septiembre de 2018. Una de las mayores falencias de la medición actual es su elevado margen de error de la estimación. La nueva medición aumenta la muestra de 630 a 2.360 e incluirá los servicios expresos y cortos, aumentando así la representatividad de la muestra. Esta modificación forma parte del conjunto de iniciativas para mejorar el transporte público de Santiago, en el marco del compromiso presidencial de terminar gradualmente con el Transantiago, para dar paso a un nuevo sistema basado en trenes y con mejores servicios en la operación de los buses.

Carta de Rodrigo Troncoso, investigador de Libertad y Desarrollo, publicada en El Mercurio.-