El Régimen 14 Ter y sus problemas de diseño

El ex director del Servicio de Impuestos Internos Michel Jorrat, en su exposición hace unas semanas sobre el proyecto de Modernización Tributaria ante la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, señaló que el 14 Ter ha sido un éxito por la cantidad de empresas acogidas, criticando la propuesta del Ejecutivo consistente en el reemplazo de este régimen por uno nuevo denominado Cláusula Pyme. Esta semana el señor Jorrat asistirá nuevamente a esa instancia con el objeto de abordar las preguntas de los señores diputados respecto de la referida presentación.

Para juzgar si los objetivos iniciales de la administración anterior se cumplieron, conviene tener en consideración el Informe del Estado de la Hacienda Pública de 2014. En dicho Informe, Hacienda afirmaba que con la reforma 'se estima podrían incorporarse a este sistema (14 Ter) en torno a 730.000 empresas adicionales, beneficiando al 97% del total empresas en el país'.

La exclusión de parte de las empresas por su naturaleza jurídica y el tipo de socios u accionistas que la componen, sumado al pago del FUT (el famoso 'peaje') que se encontraba pendiente de tributación a nivel del global complementario y a la necesidad de efectuar una declaración expresa para acogerse al régimen -junto al desconocimiento de sus características-, han gatillado el escaso uso de este régimen preferente y sus beneficios asociados. Estas deficiencias en el diseño del 14 Ter son solucionadas adecuadamente por la Cláusula Pyme.

En su próxima presentación ante la Comisión de Hacienda, el señor Jorrat debiera abordar -además del hecho de que la reforma anterior no cumplió con su meta recaudatoria y complejizó el sistema tributario- sus razones para oponerse al nuevo régimen preferente propuesto.

Carta de Macarena García y John Henríquez publicada en Diario Financiero.-