Aumento de la subvención del Sename

Hasta el momento, no se ha escuchado a ningún parlamentario negar la necesidad de que los niños deben ser los primeros en la fila. Sin embargo, con sus acciones, muchos de ellos parecen predicar lo contrario.

Al negar los recursos para financiar el aumento de la subvención a los organismos colaboradores del Sename, bajo el argumento de que la fiscalización sería insuficiente, no sólo desconocen el trabajo realizado por sus pares en la Comisión de Constitución quienes se hicieron cargo de una u otra forma de esta inquietud-, sino que, además, entrampándose en largas discusiones políticas, impiden finalmente que los niños que más requieren ayuda reciban los recursos necesarios y, por ende, las prestaciones que merecen.

Carta de María Trinidad Schleyer, investigadora del Programa Legislativo de LyD, publicada en La Tercera.-