Chile retrocede un lugar en el Índice de Libertad Económica del Fraser Institute, aunque sigue liderando en la región

  • Chile bajó al puesto 15 entre los informes 2017 (14) y 2018, a pesar de aumentar su puntaje (de 7.77 a 7.80). Con esto, el país se mantiene 7 lugares más abajo en el ranking desde que alcanzara su mejor posición (8° lugar) en el reporte de 2013.
  • Hong Kong encabeza el ranking entre 162 países y territorios, seguido por Singapur, Nueva Zelanda, Suiza e Irlanda. 
  • Venezuela presenta el nivel más bajo de libertad económica a nivel global (Nº 162), seguido por Libia (Nº 161), Argentina (Nº 160) y por países como la Argelia, Siria y la República del Congo.

Chile se situó en el lugar N° 15 entre 162 países en el Economic Freedom of the World: 2018 Annual Report -que se elabora con datos de 2016-, dado a conocer por el Fraser Institute de Canadá en asociación con Libertad y Desarrollo para Chile. Esta posición implica que Chile retrocedió un puesto con respecto al informe de 2017 (datos de 2015). Lo anterior, además, refleja una baja de 7 lugares en el ranking desde Chile alcanzara su mejor posición (8° lugar) en el informe de 2013 -con información a 2011- (ver Figura 1).

Una vez más Hong Kong encabeza el ranking entre 162 países y territorios, seguido por Singapur, Nueva Zelanda, Suiza e Irlanda. A nivel sudamericano, el ranking es encabezado por Chile, seguido por Perú (7.43, Nº 44) y Uruguay (7.16, Nº 65), mientras que los países de peor desempeño son Brasil (5.75, Nº 144) y Venezuela (2.88 Nº 162).

Resulta importante destacar el regreso de Estados Unidos (EE.UU.) al grupo de los 10 países con mayor libertad económica. Entre 2009 y 2016, el puntaje de EE.UU. disminuyó constantemente. A pesar de lo anterior, en la última medición EE.UU. ocupa el puesto Nº 6, gracias a su alta estabilidad monetaria, libertad de comercio internacional y libertad regulatoria en el mercado laboral. Es probable que esta situación cambie a partir de la anunciada guerra comercial con China.

Venezuela presenta el nivel más bajo de libertad económica a nivel global (Nº 162), seguido por la República de África Central (Nº 161), y por Argentina (Nº 160), a los que le siguen Argelia, Siria y la República del Congo. Por otro lado, históricamente algunos países como Corea del Norte y Cuba no han logrado ni siquiera ser evaluados por falta de disponibilidad de datos.

Investigaciones académicas demuestran que las personas que habitan países con altos niveles de libertad económica disfrutan de mayor prosperidad, mayores libertades políticas y civiles, e incluso una mayor expectativa de vida. Los pilares de la libertad económica son la elección individual, el intercambio voluntario, la libertad para competir, y la seguridad de la propiedad privada.

El reporte destaca que entre los países mejor ubicados en el ranking, el ingreso promedio del 10% más pobre es de US$ 10,660 en 2016, comparado con tan solo US$ 1,345 para aquellos que habitan las economías menos libres. Así mismo, destaca que, en promedio, los 25 países de mayor índice de libertad tienen un ingreso per-cápita 7,1 veces mayor a los 25 países de menor libertad económica (US$ 40,376 versus US$ 5,649).

El reporte anual Economic Freedom of the World es producido por el Fraser Institute, think tank canadiense, en cooperación con la Economic Freedom Network (Red de Libertad Económica), un grupo de institutos autónomos de investigación y educación, entre los cuales se encuentra Libertad y Desarrollo, en 90 países alrededor del mundo. Es considerada una de las mediciones más prestigiosas de la libertad económica, utilizando 42 variables diferentes para crear un ranking basado en políticas que fomentan la libertad  económica. La libertad económica se mide en cinco diferentes áreas:

–          Tamaño del Gobierno

–          Estructura Legal y Seguridad de la Propiedad Privada

–          Estabilidad de la Moneda

–          Libertad Para el Comercio Internacional

–          Regulación Crediticia, Laboral y de los Negocios

Adicionalmente, en el ámbito de regulación se mantiene este año un control de libertad económica por diversidad de género. De manera de tomar el peso a que en muchos países no existe el mismo grado de libertad entre géneros. En esta línea, Chile se ha mantenido durante los últimos años con un indicar de 0.9, donde 0 es el más desigual y 1 es el más igualitario.

A continuación, se muestran los puntajes obtenidos por Chile en estas cinco categorías (entre 1-10 donde un valor más alto indica un mayor nivel de libertad económica):

  • Tamaño del Gobierno: 88 puntos (N° 22) por debajo de los 7.90 (N° 19) obtenidos en el último informe. Chile retrocedió, específicamente, en el ítem de gasto de gobierno (ver Figura 2).

  • Estructura Legal y Seguridad de la Propiedad Privada: En el presente informe Chile obtiene 6.42 puntos (N° 33) contra los 6.45 (N° 35) del reporte anterior, mostrando un leve avance en independencia judicial, pero retrocediendo en imparcialidad de las cortes, protección a los derechos de propiedad, confiabilidad en la policía y costo de la delincuencia.

 

  • Estabilidad de la Moneda: 33 puntos (N° 54) levemente mejor que los 9,31 puntos obtenidos el año anterior (Nº 55).

 

  • Libertad Para el Comercio Internacional: 27 puntos (Nº 19), sobre los 8.21 puntos obtenidos hace un año (Nº  28). En este indicador Chile tuvo su mayor ascenso en ranking (11 puestos), presentando mejoras en las barreras de intercambio y en el control del flujo de capitales y personas.

 

  • Regulación Crediticia, Laboral y de los Negocios: 10 puntos (N° 80), levemente mejor que lo obtenido el año pasado, 7.09 (N° 95), aunque con un ascenso de 5 puestos en el ranking global.

 

Mirando en detalle la situación de Chile, la regulación del mercado laboral es el área de mayor debilidad del país, con puntaje 5.17 lo que lo sitúa en el puesto 126 del ranking  (4.78 el año anterior). Este bajo desempeño es determinado por los consistentes bajos puntajes en regulaciones a contratos y despidos (puntaje 3.38) y los altos costos de despido de los trabajadores (2.52) (En la Figura 3 se muestra la trayectoria del puntaje de Chile para ambos indicadores en los últimos años). Finalmente, el área de regulaciones a negocios se vio afectada por la mala situación en requerimientos administrativos para los negocios (4.04) y en el recibo de pagos extras, sobornos y favoritismos (5.96).

Lo anterior implica que Chile posee un gran espacio para mejorar y avanzar en cuanto a la libertad regulatoria de mercados laborales, especialmente en las regulación a contrataciones y despidos, y en los costos de despido, aspecto en el cual nuestro país ha presentado debilidad desde 2010 (3.85 según datos de 2008, 3.38 puntos al medir datos de 2016) (ver Figura 3).

Si bien Chile sigue liderando el ranking latinoamericano, desde 2012 ha habido un constante retroceso en comparación con los países que lideran el ranking, lo que es un llamado a seguir avanzando en pos de una economía libre y no entorpecer un proceso que ha sido enormemente positivo para el país. Recordemos que hace tan solo 40 años Chile apenas superaba el lugar 70 del ranking mundial.