Reforma ambiental: LyD propone nuevo organismo técnico previo al SEIA

El Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) es de vital importancia para el
desarrollo sustentable del país. Cada proyecto aprobado representa una opción de
crecimiento, progreso y creación de empleos, resguardando al medioambiente.

La reforma al SEIA que presentó el Gobierno del Presidente Piñera
propone la creación de macrozonas y la eliminación del Comité de Ministros; participación
ciudadana anticipada; y ampliación del recurso de reclamación ante tribunales
ambientales, el que sería directo, sin pasar por otras instancias de reclamación.

'Las modificaciones anunciadas son positivas, sin embargo, insuficientes para alcanzar una mejor gestión del sistema', estableció Libertad y Desarrollo, en un análisis de la propuesta. El centro de estudios elaboró cinco propuestas para complementar lo que se analizará en el Congreso -donde la próxima semana está citada la nueva ministra Carolina Schmidt-, para enfocarse en mejorar la gestión.

Una de las propuestas apunta a mejorar las capacidades y aumentar la autonomía del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), por lo que propone evaluar la creación de un Consejo Consultivo independiente y no vinculante, que reciba financiamiento público-privado, ante el cual pueda recurrir un titular para tener una evaluación independiente del proyecto.

Según el centro de estudios, esto permitiría tener mayores antecedentes técnicos antes de entrar a la evaluación ambiental. Por lo tanto, iría en la línea de bajar el peso del componente político.

Además, propone que se puedan evaluar distintas alternativas para un proyecto, en cuanto a localización u otros aspectos de diseño técnico, dentro de un mismo Estudio de Impacto Ambiental, con el objetivo de evitar que si hay un cambio de estas características, se tenga que partir desde cero.

PARTICIPACIÓN

Uno de los temas que ha concentrado las miradas en las pocas semanas que ha estado el proyecto en vitrina ha sido la participación ciudadana temprana, instancia previa a la evaluación ambiental y que no suprime el proceso que hoy se da durante las evaluaciones.

Una de las cosas que sugiere LyD es que se considere implementar un plan piloto antes de llevarlo a todo el sistema, para afinar la metodología de trabajo.

Además, planteó algunos riesgos como la convivencia de la participación ciudadana temprana y la que se da durante la evaluación. 'Queda la duda de que ello no genere una nueva oportunidad para reintroducir o agravar las incertezas y demoras en el proceso', dice.

Además, el think tank dice que un proceso demasiado anticipado o extendido de la participación temprana, puede hacer políticamente inviable un proyecto antes de que éste comience a diseñarse y, por lo tanto, pueda demostrar sus beneficios a la comunidad.

VER ESTUDIO COMPLETO DE LYD SOBRE EL TEMA

Fuente: Diario Financiero.-