Manufactura y construcción explican la mitad de la caída de las remuneraciones

El repunte de la economía nacional —que cerró el segundo trimestre con un crecimiento de 5,3%, el mayor desde igual período de 2012—, aún no se ha podido expandir a los salarios. En junio, el Índice de Remuneraciones (IR) que mide el INE tuvo un nulo avance y entre el primer y el sexto mes del año este indicador acumuló un retroceso de 0,9%, mientras que en 12 meses los salarios reales avanzaron tímidamente un 0,1%. 

Un análisis de Libertad y Desarrollo se adentró en los factores que estarían detrás de la desaceleración de los ingresos y en los sectores más golpeados. Varias explicaciones hay ya sobre la mesa, entre las que resalta que el mercado del trabajo opera con cierto rezago, más aún luego de un período extenso de bajo crecimiento en el cual se crearon holguras a nivel laboral. 

"Esto, además de factores como la automatización, la migración y las rigideces introducidas en la reforma laboral, estarían afectando el mercado de los salarios", explica Carolina Grünwald, Economista Senior de LyD. Para justificar su hipótesis, el estudio cita el último Informe de Percepciones de Negocios del Banco Central (BC), que menciona que las empresas ya han implementado la automatización.

Tomando en cuenta la variación anual del IR nominal, el informe muestra que ha descendido desde 4,59% en diciembre de 2017 a 2,65% en junio de 2018, es decir, 1,95 décimas. En esa variación destacan dos sectores: Industria Manufacturera y Construcción, con una baja en la incidencia de 46 y 56 décimas cada una. Es decir, explican un 24% y un 29%, respectivamente, del menor Índice de Remuneraciones. El estudio precisa que ambos sectores económicos son intensivos en el uso de tecnología. En la variación salarial por industrias destaca Administración Pública, que explica el 10% de la baja en el índice de remuneraciones en lo que va del año.

Esto, luego que durante el 2017 creciera persistentemente por sobre el índice total. Por tamaño de empresa, en tanto, el documento de LyD observa que los salarios de la pequeña empresa explican el 43% de la baja en el Índice de Remuneraciones registrada durante este año, acumulando una caída de 0,85 puntos porcentuales.

 

Fuente: El Mercurio.-