8 de agosto de 2018

COORDINADORA DEL PROGRAMA SOCIAL EXPUSO EN SENADO SOBRE PROYECTO DE FINANCIAMIENTO SOLIDARIO PARA ESTUDIANTES DE EDUCACIÓN SUPERIOR

La Coordinadora del Programa Social de LyD, María Paz Arzola, expuso en la Comisión de Educación del Senado sobre el proyecto Sistema de Financiamiento Solidario para Estudiantes de Educación Superior presentado por el gobierno del Presidente Piñera. 

En la oportunidad, la experta resaltó el sostenido crecimiento en el acceso a educación superior exhibido por Chile durante las últimas décadas, el que nos ha permitido ubicarnos como líderes de la región, tanto a nivel promedio como entre la población de menores ingresos. También aseguró que ha habido una mejora importante en cuanto a acreditación: si en 2005 sólo 39% de los estudiantes asistía a una institución acreditada, en 2017 este porcentaje se elevó a 91%.

Todo ello, de la mano de un importante esfuerzo fiscal a través de la entrega de ayudas estudiantiles: la experta mostró que en 2015 las ayudas del Estado financiaron el 60% del arancel promedio en las universidades estatales, 57% en universidades privadas del CRUCh, 39% en universidades fuera del CRUCh, 44% en IP y 42% en CFT.

De acuerdo a los antecedentes recogidos, la investigadora concluyó que los logros alcanzados por el sistema de educación superior chileno han sido posibles gracias a la colaboración público-privada. “No parece razonable renunciar a dicha colaboración, ni fijar un límite a los recursos disponibles para que el sistema siga creciendo y progresando”, aseguró María Paz Arzola, haciendo hincapié en que datos como los proporcionados por la Comisión Paredes en 2012 muestran que no habría antecedentes para afirmar que las ayudas estudiantiles produjeron una inflación de aranceles y que el financiamiento estudiantil del Estado ha contribuido a suplir parte de lo que pagan los alumnos, facilitando el acceso de quienes antes se veían excluidos.

En ese sentido, respecto al Sistema de Financiamiento Solidario para Estudiantes de Ed. Superior, la experta se refirió a sus aspectos positivos y negativos. Entre lo positivo, resaltó el que se hable de un sistema de créditos, es decir, financiamiento compartido entre el Estado, alumno e institución de educación superior y el que sea un sistema único que no realiza discriminaciones arbitrarias. También destacó el que se establezcan facilidades para evitar que el deudor se vea sobrepasado por la deuda y que ello vaya acompañado de un re cálculo de las cuotas, de manera de no renunciar a que la deuda logre saldarse.

Entre los aspectos negativos, Arzola hizo ver a los presentes en la Comisión que la obligación de que la institución financie el remanente por sobre la cobertura del crédito a los alumnos de los 6 primeros deciles constituye una fijación indirecta de aranceles. A su vez, aseguró que el sistema se visualiza muy complejo para el deudor, en el caso de pertenecer a los 6 primeros deciles en la medida que podría llegar a deber al Estado y a la institución.

Por último, la experta planteó algunas dudas sobre el proyecto, como la justificación para sacar a la banca del sistema, preocupaciones respecto a la forma en que se cautelará la sostenibilidad fiscal del nuevo sistema, y la poca claridad de cómo conversará este nuevo crédito estatal con la gratuidad y con las becas.

La sesión de ayer fue la primera en que los senadores recibieron los puntos de vista de distintos centros de estudios respecto a este proyecto de ley. Además de Libertad y Desarrollo, también expusieron Víctor Orellana de Nodo XXI, Daniel Rodríguez de AcciónEducar y Roxana Pey de Cenda.

Ver presentación de María Paz Arzola

Ver video de la sesión