Aumento de salario mínimo 2018: uso del veto presidencial

Ayer sesionó la Comisión Mixta encargada de llegar a un acuerdo en materia de salario mínimo. El Ejecutivo no logró llegar a un acuerdo, siendo aprobada la iniciativa proveniente del Senado. Dicha iniciativa contempla pasar del actual salario mínimo de $276.000 a uno de $ 286.000 en agosto de 2018 (3,6% del salario mínimo), para llegar a los $300.000 en marzo de 2019 (aumento nominal de 8,7%). Así, la discusión sobre el sueldo mínimo se retomaría en marzo del 2020.

El Ejecutivo, no conforme con la votación de la Comisión Mixta, optaría el día de hoy por ingresar un veto sustitutivo. Según el abogado de Libertad y Desarrollo, John Henríquez, dicho veto se enmarca en el uso de un mecanismo existente en Chile desde la Constitución de 1833.

Al respecto, Henríquez señala “debemos considerar que, de acuerdo al artículo 73 de nuestra Constitución, existen tres tipos de vetos (supresivo, aditivo y sustitutivo). El Ejecutivo, para mejorar su propuesta, optaría por el sustitutivo, reemplazando alguna frase o artículo del proyecto. Cabe destacar que este mecanismo puede utilizarse una vez finalizada la tramitación de un proyecto de ley y la aplicación de esta herramienta fue utilizada por los presidentes Aylwin, Frei, Bachelet y Piñera en su primer periodo”.

Asimismo, el abogado afirma: “la Constitución establece que, de aprobarse las observaciones por ambas Cámaras, el proyecto tendrá fuerza de ley y se devolverá al Presidente para su promulgación. Teniendo en consideración la aplicación del veto presidencial y lamentando la no concreción de un acuerdo previo en la materia, lo ideal es que dicha controversia se resuelva en la comisión unida de Trabajo y Hacienda”.