Análisis de la situación fiscal tras el decreto de compromiso de reducción del déficit

Nuestro último informe macroeconómico llamado "¿Qué tan ajustadas están las finanzas públicas en nuestro país?" fue hoy publicado por Diario Financiero. El estudio conlleva un análisis de la situación de las arcas públicas, tras conocerse el decreto donde el gobierno establece su compromiso de reducir en 0,20 punto del PIB por año el déficit estructural.

En esta línea, el reporte elaborado por la Economista Senior, Macarena García, plantea que la meta del Ejecutivo implica que el gasto público debería crecer alrededor de un punto menos que los ingresos estructurales para el período 2018-2021, los que se incrementan en línea con el Producto potencial.

El estudio agrega como antecedente que según el comité de expertos del PIB de largo plazo, convocado por la Dirección de Presupuestos el año pasado, el Producto de tendencia irá aumentando paulatinamente para alcanzar el 3% recién el 2022.

"En consencuencia, el cumplimiento de la consolidación paulatina del balance estructural obligaría al gasto a crecer algo por sobre 2% en todo este período. Es decir, un crecimiento reducido muy similar al ya contenido en el escenario presentado en la Ley de Presupuestos 2018", apunta nuestro informe.

Las consecuencias

El estudio asegura que la situación fiscal y el compromiso de la autoridad requerirá generar 'más ingresos estructurales', como por ejemplo a través de un mayor Producto potencial. "Dada la restricción en el crecimiento del gasto total para lograr esta convergencia (al balance estructural), serán necesarias nuevas reasignaciones de gastos para dar espacio al programa de gobierno", señala el análisis.

El reporte considera los anuncios en materia de austeridad que realizó el Ministerio de Hacienda durante mayo, con recortes en gastos operativos en todo el aparato público que en cuatro años ascenderán a US$ 4.600 millones.

También contempla las promesas que realizó el Presidente de la República, Sebastián Piñera, en su cuenta pública del pasado primero de junio, cuyo costo asciende en los próximos cuatro años a US$ 26.000 millones, entre gastos fiscal e inversiones de arrastre del gobierno anterior.

Vea nuestro Tema Público: "¿Qué tan ajustadas están las finanzas públicas en nuestro país?"