Cambio en la estructura del mercado laboral

Esta semana el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) publicó las cifras de empleo: la tasa de desocupación nacional correspondiente trimestre enero - marzo 2018 se ubicó en 6,9% a nivel nacional lo que es, en términos anuales, un aumento de 0,3 pp.

En términos generales, aun cuando se observa un aumento en la tasa de desempleo total -influenciado por un aumento de la fuerza laboral-, por categoría ocupacional vuelve a aumentar la tasa de crecimiento anual de los asalariados, al tiempo que los empleados por cuenta propia registraron un crecimiento de 1,5% anual, por debajo del incremento promedio del 2017.

"Esta información continúa en línea con lo que se espera del mercado laboral -asegura la Economista Senior de LyD, Carolina Grünwald-, con la recuperación económica, aunque la tasa total de desempleo no se recupere, habrá una mejora en la calidad del empleo".

Y es que en los últimos años hubo una pérdida significativa en la calidad del empleo. De manera específica, si tomamos los datos de empleo y comparamos la situación tanto de los ocupados como de los asalariados -tanto públicos como privados- a principios y al final de los gobiernos de Piñera I y Bachelet II, se observa claramente un retroceso en el trabajo asalariado privado y un aumento del trabajo asalariado público (ver Tabla Nº1).

En primer lugar, se tiene que el número total de ocupados creció un 13% durante el período de gobierno 2010-2013, al tiempo que en 2014-2017 creció solo un 7%. Junto con eso, se observa que el incremento de los trabajos asalariados privados pasó de 18% durante Piñera I a sólo 6% durante Bachelet II (un tercio), mientras que se observa un comportamiento inverso para el caso de los empleos asalariados públicos: Mientras que durante la primera administración de Piñera estos aumentaron en 6%, durante la saliente administración de Bachelet, estos lo hicieron en un 14% (más del doble).

"Por tanto, lo más próximo es de esperar que el mercado laboral vuelva a migrar hacia trabajos de mejor calidad, hacia más asalariados privados", sentencia Grünwald.