6 de febrero de 2018

“Inmobiliaria Popular”: Municipalidad de Recoleta construirá viviendas para arrendarlas con subsidios

Recientemente fue dada a conocer la iniciativa de construir edificios para el arriendo de la municipalidad de Recoleta. “Si bien es compartida la necesidad de innovar en las soluciones habitacionales para las familias de menores recursos, se debe ser cuidadoso en el cómo se va a resolver la promoción de la oferta para el subsidio de arriendo, quién va a estar a cargo de la mantención de estos edificios, de arrendar las viviendas y cuál es el rol del Estado como gestor de estos proyectos”, explica la investigadora del Programa Social de Libertad y Desarrollo, Paulina Henoch.

Se debe recordar que en la discusión del Presupuesto 2017 ya se estableció un nuevo tipo de subsidio para las personas jurídicas, como las Municipalidades, para que se construyan los complejos habitacionales para aplicar el subsidio de arriendo. “Lo que en definitiva es un subsidio para promover la oferta, que se agrega al subsidio a la demanda que se le entrega a las familias beneficiarias”, dice Henoch.

¿Cómo funciona el subsidio de arriendo?

Actualmente, el programa de arriendo está regulado por el DS 52 del 2013, está destinado a familias pertenecientes al 70% más vulnerable y que necesitan una solución habitacional flexible por un tiempo determinado. Considera ingresos familiares entre 7 a 25 UF (aproximadamente $187.000 a $667.000 pesos, familias del segundo quintil). Sin embargo, por cada integrante adicional a un núcleo familiar que exceda de tres, se incrementará en 8 UF, es decir, 4 personas 33 UF (unos $880.000 pesos, tercer quintil) y 5 integrantes 41 UF (casi 1.100.000 pesos, eventualmente cuarto quintil).

Para ello, el Estado otorga un subsidio único y máximo de 170 UF que se descuenta hasta en 3 UF cada mes ($80.000) o 3,5 UF ($93.000) en comunas: Arica, Iquique, Antofagasta, Calama, Copiapó, Aysén y Punta Arenas. Este subsidio puede ser utilizado mensualmente de manera consecutiva o fragmentada en un plazo máximo de vigencia de hasta 8 años. Pueden postular todas las personas mayores de 18 años y extranjeros que presenten su cédula de identidad para extranjeros vigente.

De las 957 personas que postularon al programa a marzo del 2017, 39 (4%) eran extranjeros; 46% (436) tenían menos de 30 años, 51% (490) tenían entre 31 y 59 años y 3% (31) tenían más de 60 años. El 81% de los postulantes (773) eran mujeres.

¿Quiénes serían los beneficiarios?

Tal como se define en MDS (2016)[i] Chile presenta un déficit habitacional cuantitativo[ii] de 391.546 viviendas, que al descomponerlo se observa que puede ser una solución habitacional para los migrantes, familias jóvenes y de adultos mayores[iii].

En el Cuadro N° 1 se muestra que el 16% (61.653) del déficit cualitativo, el jefe de hogar tiene menos de 25 años; y el 26% (101.607) el jefe de hogar tiene más de 60 años. A su vez, entre los años 2013 y 2015 los hogares con déficit habitacional cuantitativo cuyo jefe de hogar es extranjero aumentaron un 41%, de 18.032 a 25.413 viviendas.

“Si bien tanto los migrantes como las familias jóvenes o mayores serían potenciales beneficiarios de este tipo de iniciativa, se debe tener cuidado de que las Municipalidades se transformen en una especie de corredor de propiedades, asumiendo un costo y rol que no les corresponde”, advierte Henoch. Más bien, se debiera avanzar a través de acuerdos con la sociedad civil para promover este tipo de solución habitacional.


[i] MDS (2016). “Vivienda y Entorno: Síntesis de Resultados”. Encuesta de Caracterización Nacional (CASEN). Ministerio de Desarrollo Social, Subsecretaría de Evaluación Social, 20 de Noviembre de 2016.

[ii] El déficit cuantitativo corresponde a viviendas cuya materialidad es irreparable o que presenta niveles de allegamiento externo o interno crítico, por lo cual se soluciona entregando un subsidio habitacional para adquirir una vivienda nueva. El allegamiento externo corresponde a varios hogares viviendo en una misma vivienda y el interno a varios núcleos familiares viviendo en un hogar.

[iii] Henoch (2017). “Desafíos actuales del déficit habitacional: inhábiles y extranjeros”. Serie de Informe Social N ° 169, Libertad y Desarrollo. Diciembre, 2017.