Caída de Chile en Ranking de Transparencia: nuevas regulaciones no han logrado el efecto esperado

Esta semana se dio a conocer el Índice de Percepción de la corrupción elaborado por Transparency International para el año 2017. Este índice permite clasificar a los países según los niveles de corrupción percibidos en el sector público.

En Chile desde algunos años este tema ha sido abordado de forma prioritaria. Por ello se formuló una Agenda de probidad a partir de la Comisión Engel, lo que generó nuevas normativas y leyes –como por ejemplo ley de lobby- para subsanar los problemas relacionados con la corrupción, que día a día han ido adquiriendo mayor relevancia.

Sin embargo, la posición de Chile empeoró en la última versión del ranking, llegando a  su peor posición desde 1996, ubicándose en el lugar 26.

Para la Investigadora del Programa Sociedad y Política, Antonia Vinagre, “si bien el lugar que ocupa Chile hoy puede no parecer un mal puesto, al observar lo que ha sucedido durante los últimos años con este ranking, ha ido en línea contraria a lo que proponían las nuevas legislaciones relativas al tema, desde 2014 Chile ha bajado 5 puestos, dando el mayor salto entre 2016 y 2017”.

Es por esto que “es preocupante que aún no logremos salir de esta situación de estancamiento y que las nuevas regulaciones no hayan logrado producir el efecto esperado”, explica la investigadora.