Aumento de vacaciones

Gran expectación ha generado una de las medidas anunciadas por el candidato Sebastián Piñera en materia laboral, consistente en la ampliación del período de vacaciones para los trabajadores de 15 a 20 días hábiles de forma gradual y considerando la eliminación de 3 feriados.

Hoy en día, el Código del Trabajo contempla un sistema bastante complejo en cuanto al régimen de feriado anual, llamado coloquialmente “vacaciones”. Sobre el respecto, la ley laboral, en atención a su inspiración basada en el principio protector, contempla una norma irrenunciable consistente en reconocer un mínimo de 15 días hábiles de vacaciones a todos los trabajadores, sin perjuicio de que este mínimo va variando dependiendo de la cantidad de años de trabajo, lo que se conoce como feriado progresivo. Asimismo, existe una disposición relativa a los trabajadores de la provincia de Palena y de las Regiones de Aysén y Magallanes, donde las vacaciones mínimas son de 20 días hábiles.

Al analizar la experiencia comparada, en el mundo encontramos que el promedio de vacaciones en países de la OCDE es de 20,6 días y a nivel mundial es de 18,6 días. Así, a modo ejemplar, en Francia y Finlandia hay 30 días de vacaciones, en Inglaterra 28, en Alemania 24, en Japón 10, en China 5 días, en EE.UU. 10 días y en España 22.

"Lo anterior refleja que Chile está por debajo del promedio de días de vacaciones, lo que sugiere que podría ser una buena medida aumentar las vacaciones, en pro de un mejor clima laboral, la disminución de licencias por estrés y otras enfermedades, así como para, en general, contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas", señala Sergio Morales, investigador del Programa Legislativo de Libertad y Desarrollo.

Sin embargo, debemos también observar lo que ocurre en materia de feriados: Chile cuenta hoy con 15 feriados nacionales y 4 regionales, más una serie de iniciativas legales que buscan aumentarlos. Considerando que el promedio en el mundo es de 12 feriados, nuestro país está dentro de los países con mayor número de feriados, superado solo por Colombia (18) y Argentina (16) en la región.

"Así las cosas, es importante compatibilizar un aumento de vacaciones con una revisión de los feriados, tal como lo señala el anuncio", dice Morales.

Por cierto, no se requiere una compensación uno a uno. Esto, porque es posible considerar que un feriado en que se debe “bajar la cortina” de toda la actividad genera mayores pérdidas que las vacaciones en que, de común acuerdo entre empleador y trabajadores, se distribuyen los días de descanso dentro del año, sin que esto implique una paralización de la empresa. Por tanto, el efecto en productividad es menor, aun cuando si el aumento de días de vacaciones es mayor a la reducción de días feriados.

Sin lugar a dudas, y tal como lo ha anunciado el candidato, la mejor política laboral para un país es el pleno empleo, lo cual genera por consecuencias mejores remuneraciones y condiciones de trabajo en general. "No obstante, impulsar una medida ordenadora de los descansos para los trabajadores durante el año puede ser una buena instancia para revisar y evaluar los beneficios y costos que el actual sistema de vacaciones y feriados implica en nuestra economía y en la calidad de vida de nuestros trabajadores", asegura Morales.

Actualmente, la comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados está discutiendo un proyecto de ley refundido que plantea, entre otras materia, este mismo aumento de vacaciones en 5 días tanto para el sector privado como público a cambio de eliminar al menos 3 feriados, cuestión que, pese a no ser claro el destino de esta iniciativa parlamentaria, sí da luces de una discusión abierta que dependerá en gran medida del resultado de la próxima elección presidencial.