Doing Business 2018: Avance de 2 puestos de Chile es un logro marginal, considerando que el 2007 ocupaba el lugar #28

De acuerdo al recientemente publicado Doing Business 2018, ranking reportado por el Banco Mundial, nuestro país avanza 2 puestos frente al año pasado, alcanzando el lugar Nº 55. Este indicador considera 190 economías y toma en cuenta 11 indicadores distintos.

A simple vista, esta noticia muestra a Chile con una posición ventajosa frente a otros países latinoamericanos, siendo superado solo por México, que obtiene una posición inferior al año pasado, pero aún liderando comparativamente el grupo en el puesto Nº 49. Sin embargo, fueron las caídas de otros países, como Perú (del puesto Nº 54 al Nº 58) o Colombia (del puesto Nº 53 al Nº 59), las que favorecieron nuestra mejora en posición relativa.

Haciendo un análisis de nuestro avance global, seguimos manteniéndonos como uno de los países peor evaluados del grupo OCDE, pues tenemos un puntaje de 71,22 –en escala de 0 a 100– frente a un promedio regional OCDE de 77,46. Ahora bien, nuestra posición regional se mantiene sólida, especialmente frente a otros países como Brasil, Argentina o Perú. "Sin embargo, no representa mayor motivo de celebración considerando que nuestra posición relativa retrocedió fuertemente en los últimos años (el 2012 y 2013 el país estaba #33 y #34, respectivamente) y que no hemos logrado salir de este estancamiento", señala Marcos Balmaceda, investigador del Programa Económico de Libertad y Desarrollo.

Enfocándonos en el resultado específico del país, se observa un claro aumento (mejoría) en el indicador de “Resolución de Insolvencias” en donde el impacto viene de la mano de medidas como la Ley de Quiebras (Ley de Insolvencia y Reemprendimiento), o la plataforma “Empresa en un día”, ambas creadas en el gobierno del Presidente Piñera, con impacto mayor en el año 2016. Por otro lado, se observan algunos impactos negativos en indicadores como el “pago de impuestos” (retroceso del puesto 72 a 120) -post reforma tributaria por alza de impuesto a las empresas- y el indicador de “acceso a electricidad” (retroceso del puesto 44 al 64), los cuales son un foco importante para futuras mejoras que hoy en día debilitan aún más al país.

Con todo, tanto factores internos como cambios en la posición relativa de otros países explican el avance de 2 puestos de Chile en el ranking Doing Business 2018. "Lo anterior parece un logro bastante marginal, más aun considerando que hace tan solo algunos años (2007) Chile tenía el puesto número 28 en el ranking mundial", recalca Balmaceda.