Chile lidera la región en Índice de Progreso Social (IPS)

Hace algunos días fue dado a conocer el Índice de Progreso Social (IPS) 2017, liderado por la Fundación Avina y por la ONG Imazon.

Esta medición busca hacer seguimiento del desarrollo más allá del ingreso, para lo cual mide el progreso social entre países sin considerar su ingreso. No obstante, y tal como veremos a continuación, los resultados del IPS se relacionan de forma positiva con el nivel de crecimiento económico de los países.

Este informe nos muestra que con un puntaje de 82,54 Chile se posiciona en el lugar 25 de 128 países, en el grupo de los 23 países con progreso social “alto”, liderando a los países de la región.

Para medir el progreso social, el índice considera las necesidades humanas básicas, fundamentos del bienestar y oportunidades. Tal como se observa en el Cuadro N°1, el  componente de necesidades básicas se subdivide en: nutrición y cuidados médicos básicos; agua y saneamiento; vivienda; y seguridad personal. En cuanto al componente fundamentos del bienestar, éste se subdivide en: acceso a conocimientos básicos; acceso a información y comunicaciones; salud y bienestar; y calidad medioambiental. Finalmente, en relación a las oportunidades, este componente se divide en derechos personales; libertad personal y de elección; tolerancia e inclusión; y acceso a educación superior.

 

Según este índice el mayor desafío de Chile está en: acceso a educación superior (con un valor de 56,19 de un máximo de 100); tolerancia e inclusión (72,76); libertad personal y de elección (73,54); seguridad personal (77,67); y salud y bienestar (79,37). En cambio, el indicador que tiene la mejor valoración es nutrición y cuidados médicos básicos (con 98,14).

"Resulta interesante constatar que la relación entre el IPS y el PIB per cápita es positiva, es decir, a mayor ingreso se observan mayores logros en el indicador de progreso social", comenta la investigadora del Programa Social de LyD, Paulina Henoch. Lo anterior no debiera sorprender,  puesto que a mayor nivel de ingreso se puede dar una mejor solución a las necesidades de la población (ver Gráfico N°1).

En síntesis, los indicadores sociales que miden el desarrollo entre países posicionan a Chile como uno de los países líderes del mundo y de la región. Es imposible desvincular este progreso de los logros alcanzados en materia de crecimiento económico, puesto que existe una alta relación entre ambos, tal como lo constata la evidencia nacional e internacional. "Es por esta razón que no se debe desconocer el rol que ha tenido y seguirá teniendo el crecimiento económico, pues cualquiera sea el indicador que se utilice, su incidencia seguirá siendo gravitante en la calidad de vida de las personas", asegura Henoch.