5 claves del refichaje

¿Qué es el refichaje?

En el marco del trabajo de la Comisión Engel, se propuso que como condición básica para acceder al nuevo financiamiento público, los partidos políticos debían de realizar una reinscripción de todos los militantes.

Con posterioridad, la Ley 20.915, que transformó a los partidos políticos en organizaciones de carácter público,  les impuso mayores obligaciones y estableció que como requisito de existencia, debían de contar con un padrón de afiliados equivalente al menos al 0,25% del electorado que hubiere votado en la última elección de diputados en cada región en que estén constituidos, con un mínimo de 500 electores.

 

¿Cuántas personas deben de inscribirse en cada partido para alcanzar lo dispuesto en la ley?

 

 

 

 

¿Cuál es el plazo para realizar el refichaje?

La Ley 20.915 establece que los partidos tendrán doce meses desde la publicación de dicha ley, para llevar a cabo la reinscripción de los militantes, plazo que se cumple a las 24:00 del 14 de abril de 2017.

 

¿Qué implicancias tiene que un partido no logre reinscribir el mínimo exigido de militantes?

El no cumplimiento de lo exigido por la ley conlleva la pérdida de inscripción del partido en las regiones que no se alcance el mínimo exigido y en el caso que el partido no logre realizar la reinscripción en a lo menos ocho regiones o tres regiones contiguas, el partido deberá ser declarado disuelto.

Lo anterior implica que el partido no podrá presentar candidatos en aquellas regiones en que no se encuentre constituido legalmente, por lo que podría darse el caso que actuales parlamentarios que militen en partidos políticos que no cumplen los mínimos de afiliados, no podrían presentarse a las próximas elecciones.

 

¿Cuál es la importancia de cumplir con la exigencia del refichaje?

La existencia de partidos políticos organizados y legitimados, son fundamentales para una democracia sana y robusta, ya que son cuerpos intermedios que facilitan la participación de los ciudadanos en la vida política. Los partidos políticos que cumplan con la exigencia del refichaje se mantendrán vigentes y podrán seguir participando de la actividad política.