La nueva agenda laboral legislativa

Hoy en día, existen 4 mociones parlamentarias que están siendo discutidas en el Congreso por las Comisiones de Trabajo del Senado y la Cámara de Diputados. Estos proyectos, si bien no son grandes reformas, producen una serie de consecuencias en el ya tan golpeado mundo del trabajo.

1- Proyecto que establece una cuota mínima de personas en situación de discapacidad en las empresas y en la Administración Pública.[1]

Esta iniciativa legal se encuentra en comisión mixta, la cual pese a ser originariamente una moción, fue objeto recientemente de una indicación sustitutiva por parte del Ejecutivo que se establecen las siguientes obligaciones:

i) Reparticiones públicas con 200 ó más funcionarios, al menos un 1% de la dotación anual deberán ser personas con discapacidad o asignatarios de una pensión de invalidez de cualquier régimen previsional.

ii) Grandes empresas (200 ó más trabajadores), deberán contratar o mantener, al menos, un 1% de personas con discapacidad o asignatarios de una pensión de invalidez de cualquier régimen previsional.

Este proyecto, conjuntamente con establecer un sistema de cuotas obligatorias -muy criticado, atendida la ineficiencia y arbitrariedad de la cuota- fija mecanismos de cumplimientos alternativos consistentes en la contratación de servicios con empresas que empleen a personas en situación de discapacidad o donaciones a fundaciones y corporaciones dedicadas a la formación e inserción de personas con discapacidad.

"La idea de fijar cuotas en materia de contratación sin considerar mecanismos de incentivos no hacen más que traspasar el costo de la inserción laboral al privado, sin que el Ejecutivo se haga cargo de generar programas de capacitación adecuados, incentivos tributarios, subsidios al empleo, adaptabilidad laboral y demás medidas tendientes a alcanzar el objetivo de insertar laboralmente a las personas en situación de discapacidad que quieran y puedan trabajar", explica Sergio Morales, investigador del Programa Legislativo de Libertad y Desarrollo.

2) Proyecto que regula el contrato por obra o faena.[2]

Esta iniciativa, que se encuentra en segundo trámite constitucional en el Senado pretende establecer una ficción jurídica consistente en transformar en indefinido esta modalidad contractual si éste es renovado en dos o más contratos en forma sucesiva para distintas tareas o etapas de una obra o faena. A lo anterior, se suma que en materia de terminación de contratos se establece que el empleador deberá pagar una indemnización de 2,5 días de remuneración por mes trabajado y fracción superior a quince días.

Para Morales, este tipo de iniciativas generan una serie de inconvenientes, toda vez que pretende seguir la misma lógica de los contratos a plazo, pero fija un régimen aún más estricto, pues no admite nuevas contrataciones sucesivas. Esto pareciera ser un exceso y un despropósito al convertirse en un incentivo a mayor rotación de trabajadores y a la estacionalidad o transitoriedad de los empleos.

"Sin embargo, lo más conflictivo es la norma sobre indemnización mensual que provoca grandes distorsiones en el ya tan obsoleto régimen indemnizatorio por término de la relación laboral en relación con el régimen de contrato a plazo e indefinidos", admite el abogado. Adicionalmente, genera espacios confusos en que no se aclara si la indemnización que se busca imponer es privativa de la causal de término de la obra o faena, o si es aplicable a todo evento. Este tipo de normas, sólo implican un encarecimiento en la contratación y un aumento en los costos en áreas tan sensibles para la economía como son la construcción y la agricultura.

3) Proyecto que establece nuevas obligaciones al empleador en materia de seguridad laboral.[3]

Esta iniciativa legal, aprobada en primer trámite en septiembre de 2016 por la Cámara de Diputados, impone una serie de nuevas cargas al empleador dentro de las que se cuenta informar ante riesgos graves e inminentes, así como adoptar las medidas necesarias para eliminarlos o atenuarlo, llegando incluso a decretar la suspensión inmediata de faenas afectadas y la evacuación de trabajadores. Por su parte, se faculta a los trabajadores para suspender sus labores y abandonar el lugar de trabajo, si consideran, por motivos razonables, que continuar sus labores implica riesgo para su vida o salud, exigiéndose en todo caso dar cuenta en el más breve plazo a la Inspección del Trabajo.

"Este tipo de iniciativas intenta regular situaciones ya resueltas en la legislación laboral vigente, en lo que dice relación con normas sobre seguridad y la posibilidad de que un trabajador excuse su salida del lugar de trabajo por causas justificadas", explica Morales.

4) Proyecto que pretende extender la indemnización por años de servicios en caso de muerte del trabajador.[4]

Este proyecto fue dado a conocer por la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados en primer trámite constitucional. La iniciativa va en el sentido inverso de las legislaciones modernas, que en último término tienen su fundamento en el contexto de la asimetría de información frente a términos unilaterales de vínculos contractuales. Los supuestos de muerte están cubiertos por la ley de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, más en todo lo que se refiera a muertes por razones distintas (como es la muerte natural o fuera del ámbito laboral) implica imponer la obligación de indemnizar al empleador sin que medie culpa o dolo de su parte, sin que éste pueda ejercer su legítimo derecho a defensa.

"Este tipo de iniciativas pueden generar serios perjuicios a las pequeñas empresas, por la necesidad de reservar altas sumas de dinero para cubrir este tipo de siniestros, lo cual repercute directamente en la contratación de trabajadores que alcanzan avanzada edad o se encuentran afectos a algún tipo de preexistencia o riesgo de enfermedad", señala el abogado.

 


[1] Proyecto de ley que incentiva la inclusión de discapacitados al mundo laboral, correspondiente a los Boletines números 7855-13 y 7025-31, refundidos.

[2] Proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo en materia de contrato de trabajo por obra o faena, correspondiente al Boletín número 7691-13.

[3] Proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo para establecer mecanismos de protección en situaciones de emergencia o de falta de seguridad laboral, correspondiente a los Boletines números 9385-13 y 7547-13, refundidos.

[4] Proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo en relación con la indemnización por años de servicio en caso de muerte del trabajador, correspondiente al Boletín número 10458-13.