Aún hay 23.898 familias damnificadas por los desastres naturales sin solución habitacional

 

  • A partir de los informes del MINVU se constata que el proceso de reconstrucción sigue presentando un preocupante retraso en la ejecución de soluciones habitacionales.
  • Cuando se excluye del análisis el proceso de reconstrucción el terremoto 27F, se observa que más de la mitad de los afectados (un 57%) no tendría aún su solución habitacional.
  • De mantenerse el actual ritmo de ejecución, los procesos de reconstrucción terminarían recién desde fines de 2017; entre 11 meses en el caso del Volcán Calbuco y 78 meses en el caso del incendio en Valparaíso.

 

Hace algunos días presenciamos una nueva catástrofe en nuestro país: un terremoto en Chiloé. A pesar que en esta oportunidad no lamentamos vidas humanas y el nivel de destrucción habría sido menor si se compara con otras catástrofes, las familias damnificadas también requerirán de un proceso de reconstrucción competente acorde a sus necesidades. "Con la nueva entrega de informes de avance a noviembre del MINVU es posible constatar que existe un preocupante retraso en el proceso de reconstrucción de las viviendas. Cuando no se considera el 27F, más de la mitad de las familias (un 57%) aún no tiene resuelta su solución habitacional", declara Paulina Henoch, investigadora del Programa Social de LyD.

AVANCES POR CATÁSTROFE

Se define avance del proceso de reconstrucción como la relación entre las soluciones habitacionales ejecutadas y el número de familias que deben ser atendidas por catástrofe. En el Cuadro N° 1 se categorizan las distintas catástrofes por cantidad de familias damnificadas que deben ser atendidas por los programas del MINVU; los subsidios que ya han sido asignados, los ya ejecutados, en ejecución y los sin inicio.

Se observa en el Cuadro N° 1 que al considerar todas las catástrofes, en relación a las familias que se debe atender, un 91% de las viviendas han sido entregadas. Sin embargo, cuando se excluye el Terremoto 27F el avance sólo sería de un 44%, es decir, 3 de cada 5 familias damnificadas aún no cuenta con una solución habitacional. Esto se debe a que el terremoto 27F tiene un 99% de avance, mientras que el Sismo en el Norte Grande presenta un 39% de avance; el Incendio de Valparaíso un 44%; los temporales en el Norte un 70%; la Erupción en el Volcán Calbuco un 93%; y el Terremoto de Coquimbo tan sólo un 22%.

En relación al terremoto 8,8° Ritchter y posterior tsunami 27F (27 de febrero de 2010), de los 224.919 subsidios vigentes se habrían entregado 221.720 soluciones habitacionales (un 99%). Sin embargo, aún quedan 3.199 familias sin solución y durante noviembre fueron entregadas 200 viviendas. Si este nivel de entrega se mantiene, sería posible terminar este proceso de reconstrucción en 16 meses.

En el caso de terremoto de 8,2° Richter en el Norte Grande (1 de abril de 2014), que afectó a las regiones de Arica - Parinacota y Tarapacá, hay 14.770 familias damnificadas que cumplirían con los requisitos para acceder a los programas del MINVU. A noviembre 2016 se habrían asignado 14.325 subsidios, de los cuales se habrían ejecutado 5.711 (un 39% del total de las familias). Durante el mes de noviembre se entregaron 364 soluciones habitacionales, de mantenerse este nivel de ejecución, este proceso de reconstrucción concluiría en 25 meses.

En cuanto al incendio de Valparaíso (12 de abril del 2014), que afectó principalmente el sector de La Pólvora, de las 2.998 familias damnificadas que cumplen los requisitos para acceder a los programas del MINVU, durante el mes de noviembre se habrían construido, reparado o adquirido 1.290 viviendas (un 44% de las familias damnificadas). Durante el noviembre se entregaron 22 soluciones habitacionales. De mantenerse este ritmo de entrega, este proceso de reconstrucción sería el que más se demoraría en concluir: 78 meses.

En cuanto a los temporales en el norte (Antofagasta y Atacama), del 23 de marzo de 2015, a noviembre del 2016 hay 9.173 familias damnificadas y se habrían entregado 6.337 soluciones habitacionales (70% de las familias damnificadas). Durante este mes se entregaron 123 soluciones habitacionales. De mantenerse este nivel de ejecución, este proceso concluiría en casi 2 años (23 meses).

De 592 familias a atender por la erupción del volcán Calbuco (22 de abril del 2015), se habrían terminado 548 soluciones habitacionales (un 93%) y en noviembre se entregaron 4 soluciones habitacionales. De mantenerse esta ejecución, este proceso de reconstrucción terminaría en un año (11 meses).

En relación al terremoto de 8,4° Richter del Norte Chico (16 de septiembre de 2015), que afectó principalmente a la región de Coquimbo, en noviembre habrían 5.191 subsidios vigentes, es decir, sólo el 57% de las familias damnificadas por esta catástrofe tendría un subsidio habitacional y solamente se habrían entregado 1.986 soluciones habitacionales (un 22% de avance). Durante noviembre se entregaron 169 soluciones habitacionales. De mantenerse esta ejecución este proceso de reconstrucción duraría más de 3 años (42 meses).

 

CONCLUSIÓN

Aún existen 23.898 familias damnificadas sin solución, de las cuales el 87% (20.699 familias) corresponden a familias afectadas por catástrofes distintas al 27F. El proceso de reconstrucción del terremoto de Coquimbo presenta un gran retraso en la asignación y ejecución de subsidios. Si bien el terremoto 27F presenta un 99% de avance, ese 1% corresponde a 3.199 familias que a 6 años de la catástrofe aún no cuentan con una solución definitiva.

Adicionalmente, preocupa la reducción en la ejecución de las soluciones habitacionales. A partir de los mismos informes del MINVU, es posible evidenciar que durante 2013 fueron entregadas en promedio 5 mil viviendas al mes. En cambio, durante noviembre sólo fueron ejecutadas 882 unidades. "Con este nivel de entrega, es difícil que los procesos de reconstrucción puedan concluirse durante la actual administración", admite Henoch.