23 de diciembre de 2016

Agencia de Calidad de Educación: Finalmente conocemos el desempeño de los establecimientos

La Agencia de Calidad de la Educación acaba de publicar los resultados de la última versión del ordenamiento de los establecimientos educacionales de enseñanza básica de acuerdo a su desempeño.

Para realizar la clasificación, el principal factor utilizado es el nivel de logro que tienen los alumnos sobre los aprendizajes mínimos establecidos para cada nivel (67% de la ponderación). Esto se complementa con otros indicadores de logro, como los indicadores de autoestima y motivación escolar, participación y formación ciudadana, entre otros.

Además, antes de construir la ordenación, todos los resultados son corregidos por variables socioeconómicas, ya que en Chile todavía una parte importante de los resultados se explica por variables de esta naturaleza. Con esto, la clasificación busca reflejar qué tan bien o qué tan mal hace su trabajo el establecimiento, independiente del nivel de vulnerabilidad de sus alumnos.

Una vez corregidos los resultados, los colegios son clasificados en cuatro categorías de acuerdo a la siguiente tabla:

Lo anterior refleja el carácter relativo de la clasificación, es decir, los colegios son clasificados de acuerdo a cómo son sus resultados en relación al resto de los colegios y no en términos absolutos. Por lo tanto, siempre habrá aproximadamente un 15% de los establecimientos en la categoría de desempeño alto, 50% con desempeño medio, un 23% con desempeño medio-bajo y un 12% con desempeño insuficiente[i].

No obstante, no pasa lo mismo con la cantidad de alumnos atendidos por establecimientos de las distintas categorías, que debería ir variando en el tiempo. Hoy un 8,3% de los alumnos asiste a colegios que pertenecen a la categoría de desempeño insuficiente y un 20,5% a la de desempeño alto, pero se observan diferencias importantes entre las distintas regiones del país (ver Tabla N°2).

 

Si bien esta clasificación se viene haciendo hace ya algún tiempo, a partir de este año sus resultados comenzarán finalmente a tener consecuencias para aquellos establecimientos con mal desempeño. La principal consecuencia es que, aquellos colegios cuyo desempeño sea clasificado como insuficiente por cuatro años consecutivos, no demuestren mejoras significativas, perderán el reconocimiento oficial.

“Lo anterior debiera ser un incentivo a la mejora de los establecimientos de bajo desempeño, pero es de esperarse que el impacto de esta clasificación vaya mucho más allá de eso”, explica Cristina Tupper, investigadora del Programa Social de LyD. Al contar las familias con esta nueva información, los establecimientos con bajo desempeño debieran verse motivados a mejorar sus resultados ante la posibilidad de que los alumnos se desplacen hacia colegios con mejores resultados.

Esto es lo que podría estar motivando la fuerte disminución de matrícula del  sector municipal. “Sin embargo, hoy las familias deberían poder contar con una nueva herramienta que les permita determinar de manera más fácil y certera el desempeño del colegio al que asisten sus hijos y su relación con el resto de los establecimientos de su comuna y del resto del país“, agrega la investigadora.

No obstante, una condición previa para que esto ocurra, es que la Agencia entregue a los padres la información necesaria para hacer las comparaciones. No basta con que las familias conozcan la categoría de desempeño en la que está el establecimiento de sus hijos, si no que se necesita por un lado conocer la categoría de desempeño del resto de los colegios (o al menos la de aquellos colegios ubicados en las comunas relevantes para los padres), y por otro lado poder hacer uso de esta información de forma relativamente fácil.

A pesar de que la Agencia tiene la obligación por ley[iii] de cumplir con estas condiciones, hasta el momento no lo ha hecho, lo que resulta inaceptable. “Hoy más que nunca el Estado cuenta con todas las herramientas necesarias para entregar a las familias la información disponible que sea relevante en sus procesos de toma de decisiones, por lo que es inentendible que no lo haga, especialmente tratándose de un aspecto tan sensible y decisivo como es la calidad de los establecimientos educacionales de sus hijos”, asevera Tupper.

Un ejemplo a seguir en este ámbito es el caso de Inglaterra, en donde con solo un par de clicks es posible conocer el desempeño de todos los establecimientos, tanto de la localidad donde reside una familia como de todo el país[iv]. “Es de esperar que nuestra Agencia avance en esta dirección si queremos que las familias sean los principales fiscalizadores de la educación que reciben sus hijos“, concluye la investigadora.


[i] Decreto n° 17 Ministerio de Educación 2014: Aprueba metodología de ordenación de todos los establecimientos educacionales reconocidos por el Estado, conforme a los dispuesto en el inciso cuarto del artículo 17 de la ley n° 20.529.

[ii] http://www.agenciaorienta.cl/resultados-regionales-comunales

[iii] Ley 20.529 Artículo 20: “La Agencia dará a conocer y otorgará amplia difusión a los resultados de aprendizaje de los alumnos referidos a los objetivos generales señalados en la ley y sus respectivas bases curriculares, así como a los resultados que arrojen los otros indicadores de la calidad educativa, y la ordenación que de ello se derive, al Ministerio de Educación, a los padres y apoderados, y a la comunidad educativa. En el caso de los padres y apoderados, recibirán información relevante, de fácil comprensión y comparable a través del tiempo para el establecimiento. Además, se incluirá información sobre los establecimientos de la misma comuna y de comunas cercanas. Sin perjuicio de lo anterior, la ordenación de todos los establecimientos del país deberá estar disponible en las páginas web del Ministerio de Educación y de la Agencia, actualizada y desglosada por Región y comuna…”

[iv] http://www.telegraph.co.uk/education/2016/05/05/compare-your-school-primary-gcseand-a-level-results/