RECONSTRUCCIÓN: Baja preocupante en la ejecución de soluciones habitacionales

  • En los informes de avance del MINVU a octubre 2016 se observa que el proceso de reconstrucción sigue presentando un preocupando retraso en la entrega de viviendas.
  • Cuando excluimos del análisis el proceso de reconstrucción el terremoto 27F, se observa que más de la mitad de los afectados (un 58%) no tendría resuelta su solución habitacional.

Con la nueva entrega de infirmes de avance del MINVU es posible constatar que existe un preocupante retraso en el proceso de reconstrucción de las viviendas. Cuando no se considera el 27F, más de la mitad de las familias (un 58%) aún no tiene resuelta su solución habitacional. Además, es preocupante la baja en la entrega de viviendas. Sin embargo, no es posible hacer una comparación entre los meses de septiembre y octubre, ya que los informes del MINVU presentan ciertas inconsistencias en las cifras entregadas.

AVANCES POR CATÁSTROFE

Se define avance del proceso de reconstrucción como la relación entre las soluciones habitacionales entregadas y el número de familias que deben ser atendidas por catástrofe. En el Cuadro N° 1 se categorizan las distintas catástrofes por cantidad de familias damnificadas que deben ser atendidas por los programas del MINVU; los subsidios que ya han sido asignados, los ya ejecutados, en ejecución y los sin inicio.

Se observa que al considerar todas las catástrofes, en relación a las familias que se debe atender, un 91% de las viviendas han sido entregadas. Sin embargo, cuando se excluye el Terremoto 27F el avance sólo sería de un 42%, es decir, 3 de cada 5 familias damnificadas aún no cuenta con una solución habitacional. Esto se debe a que el terremoto 27F tiene un 99% de avance, mientras que el Sismo en el Norte Grande presentó un 37% de avance; el Incendio de Valparaíso un 43%; los temporales en el Norte un 68%; la Erupción en el Volcán Calbuco un 92%; y el Terremoto de Coquimbo tan sólo un 21%.

sin-titulo

En relación al terremoto 8,8° Ritchter y posterior tsunami 27F (27 de febrero del 2010), de los 225.149 subsidios vigentes se habrían entregado 221.520 soluciones habitacionales (un 99%). Sin embargo, aún quedan 3.629 familias sin solución y durante el mes de octubre fueron entregadas tan sólo 40 viviendas. A este nivel de entrega, es posible que la solución para estas familias tome varios años.

En el caso de terremoto de 8,2° Richter en el Norte Grande (1 de abril del 2014), que afectó a las regiones de Arica - Parinacota y Tarapacá, hay 14.770 familias damnificadas que cumplirían con los requisitos para acceder a los programas del MINVU. A octubre 2016 se habrían asignado 14.324 subsidios, de los cuales se habrían ejecutado 5.347 (un 37% del total de las familias).

En cuanto al incendio de Valparaíso (12 de abril del 2014), que afectó principalmente el sector de la Pólvora, de las 2.998 familias damnificadas que cumplen los requisitos para acceder a los programas del MINVU se habrían construido, reparado o adquirido 1.268 viviendas (un 43% de las familias damnificadas).

En cuanto a los temporales en el norte (Antofagasta y Atacama) (23 de marzo 2015), a octubre del 2016 hay 9.173 familias damnificadas y se habrían entregado 6.214 soluciones habitacionales (68% de las familias damnificadas).

De 592 familias a atender por la erupción del volcán Calbuco (22 de abril del 2015), se habrían terminado 544 soluciones habitacionales (un 91%) y en octubre se entregaron 8 soluciones habitacionales.

En relación al terremoto de 8.4° Richter del Norte Chico (16 de septiembre del 2015), que afectó principalmente a la región de Coquimbo, en octubre habrían 4.947 subsidios vigentes, es decir, sólo el 55% de las familias damnificada por esta catástrofe tendría un subsidio habitacional y tan sólo se habrían entregado 1.817 soluciones habitacionales (un 21%). Durante octubre se entregaron 32 soluciones habitacionales. 

CONCLUSIÓN

Aún existen 25.010 familias damnificadas por estas catástrofes sin solución, de las cuales el 85% (21.381 familias) corresponden a familias afectadas por catástrofes distintas al 27F. El proceso de reconstrucción presenta un importante retraso en la asignación y ejecución de subsidios. Si bien el terremoto 27F presenta un 99% de avance, ese 1% corresponden a 3.629 familias que a 6 años de la catástrofe aún no tienen solución.

Adicionalmente, preocupa la reducción en la ejecución de las soluciones habitacionales. A partir de los mismos informes del MINVU, es posible evidenciar que durante el 2013 fueron entregadas más de 5 mil viviendas al mes, el 2014 más de 4 mil y el 2014, cuando asume el actual equipo, el 2014 y 2015, la entrega se redujo a aproximadamente mil viviendas al mes. Y durante este año a aproximadamente 700 unidades. Con este nivel entrega, es difícil que los procesos de reconstrucción puedan ser concluidos durante este gobierno.

Finalmente, también preocupa la inconsistencia en las cifras de las entregadas en los informes de avance por el MINVU. Especialmente, cuando son parte fundamental para guiar y evaluar el proceso de reconstrucción.